In my mailbox (333)

domingo, 18 de junio de 2017


¡Hola a todos!

Ya estoy de vuelta en España y en teoría en los próximos días/semanas el blog debería volver a la normalidad, o al menos intentaré publicar algo más de contenido ahora que ya tengo internet y muchos libros nuevos a mano. En unas semanas empezará también el concurso Dónde Está Eaty para celebrar el octavo aniversario del blog (que es el 15 de agosto) así que espero que estéis repasando bien todos los libros que tengan mapas... por si acaso :P

Mientras tanto, os enseño los nuevos libros que han llegado a mi poder estas últimas semanas, casi todos comprados el viernes en una combinación de ataque de locura y novedades literarias acumuladas. 



L'arbre du pays Toraja
Le rapport de Brodeck (El informe de Brodeck)
Inhumaines
todos de Philippe Claudel 

Estos tres libros me los leí y compré durante mi paso por Bélgica, aprovechando que el autor estuvo en un festival literario de Brujas. Los dos primeros los leí antes de escuchar la fabulosa charla que dio, el tercero lo compré después de que nos leyera un capítulo allí mismo. Una experiencia increíble. 



Dentro de mis pequeñas locuras, os quería enseñar el cómic de Tintin que me compré en el Museo del Cómic de Bruselas, en chino, y también el manga de Jane Eyre publicado en 1996 en Japón que me compré de segunda mano a través de Amazon. El manga es una preciosidad, contiene la historia completa y me parece que no ha sido traducido ni a inglés ni a nada que se pueda entender fácilmente. Ya os enseñaré fotos del interior más adelante.  




De los tres libros que ediciones B ha publicado dentro de la colección Sin límites, por ahora tengo estos dos en casa. Vencer al dragón ya está leído y reseñado, y el otro caerá pronto seguro. Ambos son una preciosidad tanto por dentro como por fuera. 


El primer libro de la foto tiene un montón de murciélagos (tanto en la historia como en las páginas) y está reseñado en el blog, el quinto, y por ahora último, libro de la saga de Alcatraz ya lo tenéis también reseñado en el blog, y el único que todavía no he leído es el tercero de Una serie de catastróficas desdichas, espero que sea igual de divertido que los anteriores. 


Todavía no he leído ninguno de estos tres libros, aunque sí me han hablado y he visto buenas reseñas de todos ellos. En el caso del libro de Ken Liu, ahora mismo estoy releyendo la primera parte para poder sumergirme en la segunda nada más acabarlo y así poder disfrutarlo más.  


Como ya sabréis, también me gusta leer algún libro de divulgación científica de vez en cuando, y en estos pasados meses estos dos son los que más me llamaron la atención. Ya os contaré seguramente en alguna mini-reseña mi opinión sobre ambos. 



Espero que os haya gustado el IMM, ya me contaréis si alguno de los libros lo habéis leído o si queréis hacerlo, y nos vemos (pronto espero) en la siguiente entrada del blog. 

Turismo por Bélgica (parte 2)

jueves, 8 de junio de 2017



¡Hola a todos!

Esta es la continuación de la primera entrada de Turismo por Bélgica, que podéis ver haciendo click en el enlace. Después de haber hablado de los lugares más conocidos y visitados (Bruselas, Gante y Brujas) quiero dedicar la entrada de hoy a otras ciudades y lugares que también merecen una visita. No están puestos por orden de importancia, los he ido describiendo según fue el orden de mis viajes. 


5. Waterloo                                                                                        

A escasamente media hora de Bruselas hacia el sur, nos encontramos con la ciudad de Waterloo, donde tuvo lugar la famosa batalla del 18 de junio de 1815 entre Napoleón y y el duque de Wellington, con todas sus correspondientes tropas. Para llegar hasta Waterloo se puede ir directamente en tren desde Bruselas hasta el centro de la ciudad, aunque luego hace falta coger un autobús para llegar hasta donde tuvo lugar la batalla, otra opción es coger un autobús desde la estación Midi que te deja casi en la puerta. En la zona hay distintas cosas que se pueden visitar, primero y más importante está el Memorial 1815, donde hay museo donde podrás conocer el antes, durante y después de la batalla, ver los trajes que usaban en la época, y donde hay una película en 4D que recrea la batalla. El edificio redondo contiene un gran cuadro panorámico de la batalla y luego está la colina del león, desde el cual se puede ver toda la zona. Arriba te ofrecen unas gafas virtuales que te van explicando la batalla zona por zona sobre el terreno, una experiencia que te permite situarte muy bien. Después, andando o con un autobús lanzadera desde el Memorial, se puede ir a la granja de Hougoumont, un lugar destacado de la batalla. Allí podréis ver más paneles y vídeos explicativos. Ya en la propia ciudad de Waterloo está el museo Wellington, bastante soso en comparación, y también está cerca el último cuartel de Napoleón, aunque la forma más fácil de llegar es en coche porque el transporte público pasa solo cada hora por allí. 


6. Malinas                                                                                           

De nuevo a media hora de Bruselas, pero esta vez hacia el norte, nos encontramos con la ciudad de Malinas (o Mechelen), para visitarlo se puede dedicar medio día más o menos. Uno de los lugares más imponentes es la Catedral de San Rumoldo, con su torre de casi 100 metros de alto a la que, por supuesto, se puede subir. Yo tuve la desgracia de subir justo cuando hacían un concierto de campanas que duró casi media hora y estoy segura que desde abajo se hubiera escuchado mucho mejor. Las vistas desde la torre no están mal pero como hay arriba una plataforma vallada, la verdad es que se ve un poco menos de lo que me esperaba. Otra zona típica de este pueblo es la plaza mayor, donde está el Ayuntamiento entre otros. La plaza es enorme, hay muchísimas terrazas y si el tiempo acompaña es un lugar más que recomendable. Callejeando un poco encontraréis también el beguinaje, de todos los que hay por Bélgica este debe ser uno de los más grandes y es uno de los varios lugares de la ciudad declarados patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Pero pasemos a lo más curioso de la ciudad, el apoco que reciben los que viven en esta ciudad. Los habitantes de Malinas son también conocidos como los apagalunas. Según cuenta la leyenda, la noche del 28 de enero de 1687 un vecino que había bebido bastante vio que la parte de arriba de la torre de la catedral estaba ardiendo pero cuando fueron a apagarlo, se dieron cuenta que el color rojizo que el vecino había visto, era tan solo un reflejo causado por las nubes y la luna. Desde entonces, aunque trataron de ocultar el incidente, se les conoce con ese curioso nombre.


7. Pairi Daiza                                                                                     

En Bélgica hay numerosos zoológicos y reservas que se pueden visitar, pero el zoológico de Pairi Daiza es uno de los pocos a nivel mundial donde se pueden ver osos pandas, que además criaron el año pasado. Es también un parque muy grande, con 55 hectáreas (más del doble que el Zoo de Madrid, para que os hagáis una idea), con distintos recintos para cada región, hay un lago enorme que lo divide en dos, hay un espacio dedicado a China y Japón en el que es una maravilla perderse y, como no, hay un montón de animales de distintas especies, incluso os podréis adentrar en una cueva con murciélagos en libertad. Sé que este tipo de espacios no son del gusto de todo el mundo, pero visto lo visto, los animales tienen espacios más que amplios, están bien cuidados y participan en bastantes programas de recuperaciones de especies en peligro de extinción, cosa que también creo que es importante mencionar. Para planes en familia y dado su extenso tamaño, hace falta dedicarle casi un día entero.


8. Ypres                                                                                            

Cambiando de zona radicalmente y de tema, ahora viajamos hacia la parte noroeste de Bélgica, Ypres, una zona de gran importancia en la Primera Guerra Mundial, cuando el ejército alemán rodeó la zona en tres sitios distintos, y que es conocido tristemnte, entre otros, por ser el primer lugar donde se usó gas venenoso en una batalla. En la ciudad uno de los puntos más importantes es la plaza mayor (donde hacen mercadillos los fines de semana), donde está la Lonja de los Paños que alberga el Museo de los Campos de Flandes, que narra los acontecimientos de la Primera Guerra Mundial. A escasos 5 minutos de la plaza, está el Meningate, monumento a los caídos en la guerra dedicado a los soldados británicos y de la Commonwealth que no se sabe donde están enterrados. Hay más de 54.000 nombres, todos los días a las 8 de la tarde hacen una ceremonia para recordar a los caídos, y la verdad es que el edificio en si y lo que con lleva impresionan bastante.


En los alrededores de la ciudad se pueden encontrar más de 150 cementerios que se fueron creando durante y después de la batalla. Los hay de distintos tipos, en casi todos hay tumbas individuales y fosas comunes, y es otra de las cosas que más me ha impresionado de todos mis viajes. En todos los cementerios hay un listado con nombres y ubicación de cada tumba, ya que es bastante común que las familias de los caídos recorran incluso miles de kilómetros para poder visitar a sus seres queridos. Yo hice una excursión con un guía por la zona y coincidi con una pareja de Australianos cuyos abuelos habían luchado allí y la verdad es que te encoge el corazón ver tanta muerte y tanta pérdida.


9. Dinant                                                                                             

Llegando al final de la entrada y pasando a un tema algo más optimista, vamos allá con Dinant, una ciudad que está casi tocando la frontera francesa y que está dividida en dos por el río Mosa. Los monumentos más importantes de la ciudad son la ciudadela, situado en lo alto, a la que se puede acceder por una escalera interminable o mediante un teleférico desde al lado de la colegiata de Nuestra Señora, que también merece una visita.  En la ciudadela hacen visitas guiadas cada poco tiempo, y las vistas desde arriba son impresionantes. Dinant es también la ciudad donde nació Adolphe Sax, creador del saxofón, y por toda la ciudad encontraréis saxofones decorados con motivos de distintos países. Aunque la casa donde vivía fue destruida durante la Primera Guerra Mundial, donde estaba situada han creado un centro de interpretación gratuito con paneles explicativos. En Dinant es donde está la fábrica de la cerveza Leffe, por desgracia la abadía no se puede visitar pero sí hay un museo con paneles. Realmente el museo no merece la pena si ya has visto alguna cervecería, lo que sí merece la pena es la degustación y el regalo que te hacen al final de la visita, un vaso de Leffe bastante distinto al que encontraréis en los bares. Algo muy popular son los cruceros (de 45 min o 2h) por el río, si os apuntáis a uno, con el de 45 minutos creo que está ya más que cubierto. Por último, también está la cueva La mervelleiuse, que dicen que es una de las mejores cuevas de Bélgica, yo por desgracia no tuve tiempo de ir pero las fotografías son preciosas.



Espero que os haya gustado esta segunda parte de mi turismo por Bélgica y que os sirva para apuntar ideas para un futuro viaje :)

¡Nos vemos!


Repesca de reseñas: libros leídos en mayo (parte 2)

viernes, 2 de junio de 2017




¡Hola a todos!

Después de la primera tanda de reseñas de libros leídos durante el mes de mayo, hoy os dejo la segunda con otro puñado que resume bastante bien como ha sido mi mes, con libros en varios idiomas. Aunque sí es cierto que ha predominado esta vez bastante la ciencia ficción, también se ha colado entre mis lecturas una obra imprescindible de no ficción. 


Diario de Ana Frank
Libro autoconclusivo
ISBN:  9788497593069
384 páginas
9,95 € (Comprar en Amazon)
★★★★

Aprovechando mi viaje a Amsterdam quise releer el famoso diario de Ana Frank, que permaneció oculta con su familia en la parte trasera de una fábrica con su familia y varias personas más durante dos años. La primera vez que leí este libro debió de ser en el colegio, y realmente apenas recordaba los detalles o el contenido del diario, así que ha resultado una experiencia muy gratificante poder casi volver a descubrirlo de cero. Para quien no conozca esta obra, Ana nos va contando su día a día en la "casa de atrás", como ella la llama, sus experiencias de convivencia (tanto buenas como malas), el descubrimiento de su sexualidad y la tensión reinante debido al miedo a ser descubiertos. Muchas familias vivieron ocultas en Amsterdam durante esos años, pero por desgracia no fueron muchos los que finalmente sobrevivieron al final. Por suerte, contaban con ayuda externa, como podréis ver tamibén en este libro, que les llevaban comida y noticias, y suponían su único contacto con personas y el mundo exterior. Dejando de lado las polémicas que rodean la autoría de este diario, su contenido es un testimonio fundamental de un periodo de la historia muy dramático y merece la pena leerlo. SI además esta lectura la podéis complementar con una visita al lugar donde estuvo encerrada, os aseguro que se os encogerá el corazón. 


New Pompeii de Daniel Godfrey
Inicio de saga
ISBN:  9781783298112
459 páginas
13.50 € (Comprar en Amazon)
★★

Prácticamente desde que anunciaron que se iba a publicar este libro lo tenía apuntado en mi lista de deseos. Es una novela de ciencia ficción donde descubren una forma de transportar personas de una época a otra, como si viajes en el tiempo se trataran, e inician un experimento trasladando al presente parte de la ciudad de Pompeya segundos antes de la explosión del Vesubio. En este curioso experimento, donde los estudiosos del presente deben camuflarse y fingir ser romanos de la época, veremos como se van desarrollando distintas situaciones de adaptación, sospechas, revueltas y otros problemas asociados al cambio temporal de una ciudad como es Pompeya. Como no, hay secretos a patadas, conspiraciones, engaños, vamos, que la aventura está servida. A pesar de lo interesante que parecía, hay ciertas cosas que me han chirriado un poco, por eso tampoco he querido darle una puntuación muy alta, pero sí es verdad que en general me ha parecido una novela entretenida.  A finales de este mes verá la luz la segunda parte de la saga, que sucede 15 años después, lo que ya no sé es si la leeré o no. El tiempo lo dirá. 



Crosstalk de Connie Willis
Libro autoconclusivo
ISBN: 9781473200937
512 páginas
9,55 € (Comprar en Amazon)
★★

Siguiendo con las novelas de ciencia ficción, esta vez nos adentramos en la telepatía. La protagonista trabaja en una compañía que se encarga de crear nuevos modelos y tecnología para teléfonos móviles. Lleva unas pocas semanas saliendo con un compañero de trabajo cuando este le propone que se sometan a un nuevo procedimiento que promete unir a las parejas a nivel mental, pudiendo sentir directamente a la otra persona y así saber lo mucho que te quiere. A pesar del poco tiempo que llevan juntos (y de que huele a chamusquina por todas partes), se somete al procedimiento pero, obviamente, algo sale mal y empieza a escuchar la voz de otro compañero de trabajo en vez de sentir a su novio. A partir de ahí empieza la aventura de descubrir qué está pasando y el caos que todo eso supone. La primera mitad de la novela me ha encantado, es divertida, original, llamativa y engancha. La segunda mitad me ha parecido en cambio muy, muy caótica y llena de "me saco cosas de la manga para que la trama avance". Es un contraste muy fuerte para una novela que de otra forma hubiera sido redonda. No me termina de gustar cuando el autor no parece saber por dónde seguir e improvisa cosas, a base de deus ex machina por aquí y por allá, y esa es la impresión que me ha quedado al final, por no hablar del final que se veía venir desde la página 1, pero eso ya es otra historia. Aún así, a grandes rasgos ha sido una lectura buena así que si os gusta la ciencia ficción y la telepatía os la recomiendo. 




Turismo por Bélgica (parte 1)

sábado, 27 de mayo de 2017



¡Hola a todos!

Hace unos días pregunté en twitter si habría gente interesada en que hiciera alguna entrada relacionada con Bélgica y los viajes que estoy haciendo por el país, como la respuesta fue positiva, aquí os traigo la primera de las dos entradas que dedicaré a este tema.

No sabía muy bien como hacer la división de las entradas así que lo haré de forma cronológica en función de los viajes que he ido haciendo, así también podréis ver como ha ido cambiando el tiempo (aunque llueve cada dos por tres sea la fecha que sea...). 


1.  Gante                                                                                                                                            

Lógicamente, en Gante es la ciudad donde llevo viviendo unos pocos meses ya y he ido haciendo distintas visitas a lo largo de distintos días, aprovechando el buen tiempo o cuando coincidía con alguna cosa concreta. Gante es una ciudad donde hay bastantes cosas que se pueden ver, como no, el centro es la parte más bonita y donde se concentran todos los monumentos históricos que se pueden visitar. La mayor parte de la gente viene en tren desde Bruselas y para llegar al centro hay varios tranvías que paran casi en la puerta de la estanción y que pasan cada poco rato (el tranvia/autobús cuesta 3€ el billete individual y dura 60 minutos, pero también hay bonos con 10 viajes que valen 15€).

En el centro os encontraréis con varias iglesias, Sint-Michielskerk (primera foto de arriba), Sint-Niklaaskerk (segunda fotografía) y el Belfort (o campanario, que cada ciudad tiene uno). Subir al campanario es una opción interesante porque desde arriba puedes ver prácticamente todo Gante. Este campanario también es conocido por ser el más alto de Bélgica y está coronado por un dragón que tal vez a alguno os suene ya que es el logo de la cerveza Gulden Draak. Paseando por las calles más concurridas (llenas de tiendas de ropa, telefonía, bares, etc) podréis llegar también hasta el cañón Dulle Griet, que lleva en Gante desde 1578.


Otra de las calles que merece la pena visitar en Gante, aunque encontrar la entrada no es demasiado obvio, es Graffiti Street, que va cambiando constantemente al ser un lugar donde está permitido hacer graffitis, incluso a veces se pueden encontrar botes de spray por si alguno de los que pasa se anima a añadir algo. Mítico también es el castillo Gravensteen, cuya visitatambién merece la pena. De paso, si estáis por el centro y os apetece probar una de las bebidas más típicas de Bélgica, el jenever (un tipo de ginebra) un sitio muy recomendable es el Dreupelkot, un pintoresco lugar con una lista de tipos de jenever muy amplia.



2.  Bruselas                                                                                                                                        

Bruselas es una de esas ciudades que tiene muchas cosas que ver pero pasar allí  2-3 días pienso que puede ser más que suficiente. No he querido poner las típicas foto de La Grand Place, el Manneken Pis y demás porque es lo que encontraréis en cualquier sitio y lo tenemos todos ya muy visto, aunque no por ello hay que dejar de ir a verlo. Sí os he querido poner dos fotografías relacionadas con Charlotte Brontë (aunque de esto ya haré una entrada más concreta en Jane Eyre's Library). La primera es uno de los sitios donde se sabe que fue a rezar, la catedral de St Michael y St Gudula, aunque fue de manera puntual, eso sí, y luego una placa que hay en la calle Baron Horta, puesta por la Brontë Society, que marca una de las pocas calles que se conservan de la época por las que pasaban las dos Hermanas de forma bastante regular. El Mont des Arts es otro lugar de paso fundamental desde el que hay unas vistas muy interesantes del centro de la ciudad, el Museo del cómic es también un imprescindible para mi gusto y en el Parque del Cincuentenario, además del imponente arco central hay varios museos.




3.  Brujas                                                                                                                                           
Otra ciudad en la que se puede ir y volver en el día desde Bruselas es Brujas, cuyo centro es también muy conocido y que, por desgracia, siempre está lleno de turistas. Es muy típico hacer alguna ruta en barco, pasear por la ciudad, comer patatas fritas con mejillones y subir al Belfort, aunque a veces puede haber largas colas ya que el numero de gente que puede haber a la vez en el campanario es limitado. De nuevo voy a ignorar un poco lo más típico (aunque sí tenéis abajo a la derecha el lugar más fotografiado de la ciudad), y voy a hablaros de dos sitios que a mí personalmente me encantan. En el primero no había estado nunca ya que está un poco alejado de la zona más turística. En la parte norte de la ciudad, junto al canal, hay un parque con tres molinos de viento, de los cuales uno se puede visitar. Es una zona muy tranquila que contrasta mucho con el centro, si además aprovecháis el paseo para volver siguiendo el canal seguro que os encontráis con la monísima fauna local. Otro lugar que me parece precioso es el Minnewaterpark, que además cuenta con un refugio para murciélagos por si pasáis por delante y no sabéis qué es, adeás tiene una señal en la puerta muy graciosa.






4.  Hallerbos                                                                                                                                  

Por ultimo os quería hablar de un bosque que está muy cerquita de Bruselas al que se puede llegar fácilmente en coche o en transporte público. Es un bosque muy especial porque en primavera se llena de campanillas azules y crean la impresión de que estás dentro de un cuento de hadas. Eso sí, es fundamental elegir bien los días y estar atento a la página web porque cada año las fechas en las que es más bonito van cambiando. Dentro del bosque hay muchos senderos, algunos para peatones y ciclistas, otros solo para caballos, y aunque yo fui el último fin de semana de la floración, estaba precioso y con muy poca gente. Desde luego si os pilla cerca en primavera, no lo dudéis, que las fotos no le hacen justicia.

Por hoy esto es todo, espero que os haya gustadoy dentro de unos días podréis encontrar en el blog la segunda parte de esta entrada. Si os gustaría o tenéis previsto algún viaje a este país, me ofrezco a resolver posibles dudas que podáis tener o incluso a recomendar algún sitio más que no haya mencionado aquí :)

¡Nos vemos!






Repesca de reseñas: libros leídos en mayo (parte 1)

sábado, 20 de mayo de 2017



¡Hola a todos!

Como ya he comentado con anterioridad, la conexión a internet que tengo en casa es bastante mala así que de nuevo voy a recurrir a hacer reseñas breves de algunos de los libros que he leído durante la primera mitad del mes de mayo. No solo he leído los libros que aparecen, también disfrute con El libro de los espejos de E.O. Chirovici (★★★), un libro que empieza con el envío de un manuscrito sin terminar a un periodista que les llevará a descubrir quién mató a un reconocido profesor de psicología, o con Espérame en la última página de Sofia Rhei (★★☆), una historia de magia y libros sobre la superación, las relaciones amorosas y las crisis personales, con la que a pesar de ser entretenida no termine de conectar.



El talento oscuro de Brandon Sanderson
Alcatraz contra los bibliotecarios malvados #5 (#1, #2, #3, #4)
ISBN: 9788416712472
288 páginas
★★★☆

Estamos ante el quinto (y por ahora último) libro de la saga Alcatraz contra los bibliotecarios malvados. Alcatraz está preparando su gran batalla final, batalla que le hará replantearse muchas cosas sobre su propia familia y también sobre su persona. Conocerá a nuevos amigos, aliados, enemigos, y junto a (casi) todos ellos se embarcará en la gran tarea de infiltrarse en la Highlibrary, el centro de todos sus problemas y males, para impedir la destrucción del mundo. Como en otros libros, la ironía, los chistes malos, las referencias a escritores y a la escritura, a los lectores, etc, vuelve a estar presente prácticamente en cada capítulo. La principal diferencia de este libro con los anteriores es su tono, más oscuro y duro, sus aventuras son más peligrosas, tienen consecuencias, y creo que ese final no se lo esperaba casi nadie. Brandon Sanderson juega con nuestros sentimientos pero al mismo tiempo deja una pequeña ventana abierta para futuras aventuras de esta peculiar panda de amigos. 



El abanico de seda de Lisa See
Libro autoconclusivo
ISBN: 9788498384277
320 páginas
★★

Aunque la historia que nos encontramos en este libro es pura ficción, la autora pasó un tiempo en China documentándose, recopilando testimonios y desde luego eso se nota en la forma en que está escrita la novela. El abanico de seda nos cuenta la historia y la amistad entre dos niñas, Lirio Blanco y Flor de Nieve, cuyo futuro queda unido mediante una ceremonia ancestral, convirtiéndose en "almas gemelas" destinadas a ser amigas y confidentes para toda la vida. Al mismo tiempo veremos el duro proceso al que eran sometidas las niñas hasta hace apenas unas décadas, el vendado de los pies, los matrimonios concertados, la problemática del estatus social, los duros efectos del opio, la guerra, la pobreza y la riqueza, y lo que es un poco el centro de la novela, el nu shu, un lenguaje inventado por las mujeres a través del cual podían comunicarse entre ellas (escritos en abanicos, bordados en telas, etc) sin que los hombres se fijaran en ello. A pesar de que tiene escenas realmente desgarradoras y tristes, es una novela que me ha encantado, tanto por lo que se puede aprender de la cultura china y por su lado más humano. Ha sido una lectura que ha merecido muchísimo la pena y si os interesa aunque sea remotamente la situación de las mujeres en China o su cultura, desde luego os recomiendo esta novela. 



Assassin's fate de Robin Hobb
The Fitz and the Fool #3 (fin)
ISBN: 9780553392951
864 páginas
22€ (en inglés)
★★★★★

A pesar de que no he reseñado todos los libros de Robin Hobb en el blog, no quería dejar pasar la oportunidad de hablar en al menos un puñado de frases de uno de los libros que he leído este año que se va a llevar la puntuación más alta posible en el Eatómetro y que convertirá seguro en una de mis mejores lecturas en muchos años. Antes de nada, os recuerdo la entrada que hice sobre los libros de Robin Hobb y el orden de lectura, muy importante para poder entender la envergadura de esta historia. Estamos ante el final de la tercera trilogía que nos narra las aventuras de Fitz y Fool, personajes con los que estaba ya muy encariñada después de tantas páginas leídas. Aquí es donde realmente todas las horas de lectura cobran sentido, donde todas las piezas del puzzle encajan a la perfección, donde nos damos cuenta de que la autora estaba jugando con nosotros a su antojo, y donde se te queda una sensación increíble en el cuerpo. Hay algunas cosas de este último libro que me han dejado destrozada por dentro, otras que me han dejado maravillada y casi en estado de éxtasis, hay momentos alegres y duros, es un final muy agridulce, pero no os podéis ni imaginar la sensación al llegar a la última página. Es algo que hay que vivir para entenderlo. Espero que el último punto final del libro solo sea un hasta luego, un nos vemos pronto, y que la autora siga explorando más rincones de su universo particular.



Bullet journal: abril y mayo

miércoles, 17 de mayo de 2017



¡Hola a todos!

Hace un par de semanas os enseñé ciertas páginas del mes de marzo y mi diseño para el mes de abril del Bullet Journal. Hoy quería aprovechar la ocasión para enseñaros al final algunas páginas correspondientes al mes de abril ya terminadas, y otras nuevas que he ido incorporando a lo largo del mes, y también una pequeña pincelada de como va a ser el mes de mayo.



En estas primeras fotografías podemos ver el Mood mandala de abril terminado, con sus colores y su diseño. Como ya comenté, esta idea ya es muy conocida por Instagram y otras redes sociales pero por si alguien no conoce su funcionamiento, lo voy a repetir. A principios de mes trazas una serie de círculos concéntricos, los mismos que días tenga el mes. Dia a día vas coloreando cada círculo en función de tu estado de ánimo general o de la serie de categorías que hayas creado. Una vez van superponiéndose los colores, ha llegado el momento de hacer el mandala. A mí personalmente me gusta ir haciendo el patrón del mandala cada 3-4 días, cuando ya hay cierto margen y espacio para poder hacer el diseño. Arriba a la izquierda lo que podéis ver es un pequeño mapa de Bruselas de la excursión que hice relacionada con la estancia de Emily y Charlotte Brontë en la ciudad. Ya hablaré de esto más adelante en Jane Eyre's Library. Otra página que también hice este mes es, como no, sobre las distintas cervezas que he ido probando desde que llegué. Mi idea era ir dibujando el logo de cada marca  pero como algunos son bastante complicados voy con algo de retraso.



El mes de mayo fue también el mes del turismo por Bélgica, así que aproveché e hice ese pequeño mapa del país marcando las ciudades que quería ir visitando. Las que están en verde son sitios a los que ya he ido, y en la página de al lado quise plasmar un poco esos sitios, buscando un dibujo que representara cada uno de ellos. Durante el mes de mayo hice junto a Oly una lectura conjunta de El nombre de la rosa, y como no tengo aquí mi Bullet Journal del blog, quise hacer una doble pagina con un mini-resumen del libro. Por ultimo, aprovechando una postal muy graciosa de un pollito, quise dedicarle un espacio a las vacaciones de pascua.


Para terminar, estas son algunas de las páginas de mi mes de mayo. No he querido enseñaros la portada porque la verdad es que me quedó bastante mal (algún día si os interesa puedo hacer una entrada con las páginas "fail" del Bullet journal, que no todo son aciertos) ni los distintos calendarios porque esos vienen a ser siempre iguales, así que en su lugar tenéis mi progreso con el Mood mandala y un par de fragmentos de mis calendarios semanales.

Espero que os hayan gustado y nos vemos en unas semanas con más páginas del BuJo :)


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
ir arriba