El maestro de las burujas de Walter Moers

miércoles, 16 de diciembre de 2009


El maestro de las burujas de Walter Moers

En la ciudad de Sledwaya, la más deprimente de toda Zamonia, el pobre Ecco, un gato con la asombrosa capacidad de hablar con cualquier ser vivo, deambula por las calles, víctima de un hambre atroz, cuando se cruza en su camino el terrible Eisspin y le ofrece un trato: a cambio de comida abundante durante un mes, el alquimista podrá acabar con la vida de Ecco para llevar a cabo un experimento. El gato acepta, pero deberá ingeniárselas para huir de ese terrorífico castillo, con la ayuda de amigos tan sorprendentes como un fantasma hervido o unas velas sensibles al dolor mientras se queman.


Tercer libro publicado de Walter Moers sobre Zamonia y sus alrededores. Esta vez nos encontramos ante un libro que pertenecería al género zamónico de los cuentos gastronómicos.

El protagonista estelar es Eco, un grato. Habeis leído bien, no es un simple y corriente gato, no, eso jamás. Es un grato en toda regla, capaz de hablar y entender cualquier idioma que exista en el mundo.

Al principio nos encontramos a este pobre gatito en un callejón, medio muerto de hambre y sin saber a donde ir. Para su desgracia, se encuentra con el Maestre de Burujas, un ser vil donde los haya, que le propone un pésimo trato. A cambio de alimentarle, darle cobijo y enseñarle todo lo que sabe, en la siguiente luna llena el grato tendrá que entregarle su grasa corporal, para lo cual tiene que cocerlo y matarlo un poquito.

Sin tener mucho donde elegir, Eco acepta y sella el trato con Eissipin. Éste le lleva a su castillo y le va dando de comer suculentos platos, bueno, no todos los son o lo parecen... Podremos leer las complicadas recetas zamónicas, volverá a aparecer el famoso pan de abejas y otras muchas exquisiteces. También le va enseñando cosas de alquimia y sus secretos más oscuros.

Como siempre, voy a mencionar algunos de los personajes que más me han gustado de este libro. Claro está que Eissipin no es el único que aparece, aunque sí tiene bastante protagonismo. Al poco tiempo de llegar Eco, fabrican entre los dos un fantasma al que llamará "La camisa" por su transparencia y blancura y que no dice ni pío.

Para poder acceder al tejado del castillo y así disfrutar de las delicias que crecen en él, como el enorme lago de leche y la deliciosa gratomenta, Eco tendrá que hablar con una banda de muscílagos para que le den permiso para subir. Son unos animalitos muy parecido a los murciélagos, pero bastante más malvados y tontos. Como dice el conocido dicho zamónico... ¡Nadie comprende a los muscílagos! ¡Ni siquiera los muscílagos! Dan muchísimo juego en la historia, de verdad.

También en el tejado, Eco conoce a Fiodor F. Fiodor, una especie de buho con un solo ojo que tiene un horrible problema de dislexia. Tardé varias frases en darme cuenta ya que la vista es sabia, y a pesar de que las letras estén algo mezcladas, "envía" la palabra correcta al cerebro...

Según va engordando, Eco se da cuenta de que eso no tiene futuro... y decide pedir ayuda a la última bruja de Sledwaya, Izanuela, que al principio parecer ser algo torpe pero está llena de buenas intenciones y de sorpresas.

En fín, podría estar hablando un buen rato del libro, así que me contendré un poco :P

En general me he reído mucho con este libro, adoro los muscílagos y la situación de las abejas-demonio es divertidísima (¡Gnorx es muy grande!); también están las velas dolientes, el valle de los huevos pensantes, el bosque de los escuerzos... Todo brillante. Quizás lo único que me ha incordiado un poco han sido las laaaargas descripciones de algunos platos, pero claro, es una guía gastronómica :P

Walter Moers en estado puro.






Datos adicionales:
Ya a la venta.
Editorial Maeva
ISBN 9788492695119
19,50 €
383 páginas

Como nota al margen, Eissipin es un famoso alquimista, y como todos sabemos el fin último de éstos es convertir el plomo (o cualquier cosa) en oro. Walter Moers tiene la amabilidad de darnos la receta... ¿Alguien quiere probar?

4 comentarios:

  1. buaahh la receta facilisima.. me voy a poner ahora mismo a ello :P
    tengo michisimas ganas de leer estos libros =D siempre les das mucha puntuacion

    ResponderEliminar
  2. anda que como luego no te gusten.. :P
    XDD

    ResponderEliminar
  3. jajaja todo puede ser... cuando lo lea ya te cuento :P

    ResponderEliminar
  4. La serie zamónica parece tener su punto fuerte en la originalidad y variedad de personajes. Suena divertido el libro xD

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
ir arriba