A killer workout de Kathryn Lilley

jueves, 10 de diciembre de 2009

A killer workout de Kathryn Lilley

Después de sufrir otro revés en su lucha contra los kilos de más, la reportera extra-grande Kate Gallagher decide que ha llegado el momento de tomar la ofensiva. Tomándose unos días libres del Canal Doce, se apunta al campamento deportivo Body Blast. El regimen incluye ejercicio brutal, comida mala, y las normas son tan duras que casi expulsan a la compañera de habitación de Kate, Marnie Taylor, por una bolsa de caramelos, y más tarde cuando trata de esquivar un muro en vez de saltarlo por encima durante una sesión de entrenamiento.
Al día siguiente Marnie aparece muerta al pie de la pared, con el cuello roto. Los entrenadores sospechan que ha habido juego sucio, porque no es el primer accidente sospechoso que ocurre en Body Blast - otra mujer recientemente encontró la muerte durante otra sesión. Kate sabe que perder peso es duro, ¡pero no debería ser una pelea mortal! Si alguien se está metiendo con los que hacen dieta, será mejor que use todas sus habilidades para investigarlo... antes de que ella se convierta en el objetivo.

Segundo libro de la saga "Fat City Mistery". El primero es "Dying to be thin" (Moriría por ser delgada, o algo así). Como suelen ser independientes, empecé a leer directamente el segundo.

Kate Gallager, reportera para un canal de televisión, decide ir a un campamento para perder unos kilos y de pronto su compañera de habitación, Marnie Taylor, muere a horas intempestivas después de una agitada charla con uno de los monitores.

Curiosamente, e investigando un poco, Kate descubre que no es la primera vez que esto sucede allí, y por supuesto, trata de encontrar vínculos entre ambos crímenes y, como no, un culpable.

Como otros personajes tenemos a Riley, dueño del campamento para perder peso, mejor amigo y confidente de Kate y sospechoso a ratos. También tenemos a Darwin, uno de los monitores del campamento, cuyo comportamiento es bastante extraño y por supuesto, todas las miras se centran en él rápidamente. Otro más que añadir a la lista es Antonio, el novio-ex-novio de Marnie, que también se convierte en personaje altamente sospechoso.

Como siempre, es un cozy mistery y uno de sus puntos fuertes es que siempre hay una chica "de a pie" que resuelve un crimen. Esta vez, la chica está un poco más preparada porque es reportera y tiene muchos contactos dentro de la policía, lo cual le da algo más de trama al asunto.

Antes de cada capítulo incluye un pequeño fragmento de un libro con consejos para perder peso, hacer más ejercicio y demás. Algunos son graciosetes y otros no tanto.

Una cosa que me ha hecho mucha gracia es que durante el funeral de Marnie, aparece Antonio y Kate le dice "Lamento mucho para su pérdida" tal cual :D ya van varios libros que leo en inglés que tienen frases escritas en un español más o menos acertado (Stray de Rachel Caine es otro ejemplo). Y visto que a la inversa es un fenómeno totalmente inexistente, me parece digno de mencionarse.

Cosas en contra, que no para de mencionar cada dos páginas lo gorda que está, la talla que usa, lo mal que le queda la ropa "para delgadas", etc. Me parece bien que la protagonista sea gordita (usaría una talla 46 en equivalente español) y que eso sea parte de su encanto, pero aun así, mencionarlo tanto llega a ser algo cansino. Otra cosa que no me ha gustado mucho es el topicazo que sale referente a Antonio (sudamericano), que no mencionaré para no destripar el libro, pero que me parece un pelín prejuicioso.







Como ya tengo el siguiente libro, ya lo he empezado a leer :D (y tiempo le ha faltado a la autora para decir que talla usa la protagonista jaja)


3 comentarios:

  1. vaya!!la verdad es que suena interesante!

    al menos es un poquito original jejeje

    besitos

    ResponderEliminar
  2. Es original, pero no sé si me atrevería a lererlo.

    Traumas de peso ;)

    ResponderEliminar
  3. Es una pena que estos libros estén en original.

    Un besito ;)

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
ir arriba