Al llegar la primavera de Milly Johnson

martes, 13 de abril de 2010

Al llegar la primavera de Milly Johnson

¿Cómo diablos se convirtió la luchadora Lou Casserly en el no va más de la “esposa sumisa”? Hace mucho tiempo que ya no existe la chica que una vez pensó hacer realidad sus sueños junto a su mejor amiga Deb. Ahora Lou es una mujer solitaria a la que han anulado por completo, que ni siquiera se da cuenta de cuándo se están aprovechando de ella, ya sea su madre, a la que nunca parece complacer, o su infiel marido, Phil. Un día cae en sus manos una revista en la que lee un artículo sobre la limpieza de trastos en casa, sin ser consciente de cómo ese artículo cambiará su vida. Lo que empieza como una ferviente limpieza general acaba escapando a su control. Cuantas más cosas tira Lou, más libera todos esos rincones ocultos de su corazón que le causan tanto dolor. ¿Quién sabe dónde le llevará su recién descubierto entusiasmo por aquello que es esencial para vivir?


Elouise Winter está esperando en la consulta del dentista cuando coge una revista que le cambiará la vida. En ella hay un curioso artículo sobre limpieza de trastos inútiles que hay en casa y decide seguir el ejemplo y empezar a vaciar su hogar. Se dará cuenta de que tiene objetos que jamás ha usado y que estarían mejor en una gran bolsa de basura.

Lou decide llamar a una empresa que lleva contenedores de basura grandes a las casas y ahí conoce a Tom Broom y a su demasiado-activo y adorable perro Clooney. Tom es un hombre bastante apuesto, fuerte y sobre todo, solter~ Poco a poco se irán conociendo mejor y Lou sentirá cosas que creía olvidadas.

El marido de Lou, Phil, es el típico hombre de la casa que piensa que las mujeres sólo existen para servirle y que además tuvo un escarceo amoroso con una mujer hace no mucho tiempo. No llega a maltratarla físicamente en ningún momento, pero la parte psicológica está claramente presente y hace que no sea un personaje muy atrayente. Yo creo que cualquier mujer de ahora le dejaría tirado a la mínima de cambio y con razón.

También aparece en escena una vieja amiga de Lou, Deb, con la que retomará su sueño de crear un restaurante de comida italiana que su marido no tardará en tratar de pisotear.

¿Os quedariáis con ese marido abusón o buscariáis un nuevo amor cerca de un contenedor :P? Porque yo, al leer el libro, tengo clarísimo lo que haría. El final (por suerte) es predecible pero queda muy bonito y le da un mensaje bastante claro a toda persona que lo lea.

Reconozco que cuando empecé el libro no me terminó de convencer y al llegar a las 50 páginas lo dejé en un rincón para darme un respiro. ¿Una mujer que se dedica a limpiar su casa con larguísimas descripciones de objetos inservibles y trapos? ¿Y qué tiene eso de interesante? Además la protagonista me dobla casi (¡casi, eh!) la edad y se me hizo algo cuesta arriba identificarme con ella.

Por suerte lo volví a retomar a los pocos días y he de decir que según pasaban las páginas me gustó bastante más. Este cambio radical sucedió en cuanto entró Tom en escena. Sí es cierto que las cuestiones morales podrían salir a flote en este libro (después de todo, ella todavía sigue casada cuando se sienten atraídos por primera vez) pero la autora lleva la no-relación muy bien hasta que por fin pueden estar juntos. Así que estad todos tranquilos que nadie en este libro irá al "infierno" excepto Phil :P

Como novela romántica no está mal, al principio es algo pesada pero luego se pone más interesante. Podría servir para gente que no está muy puesta en este género de libros, porque es bastante ligerita, y también para que algunas mujeres abran los ojos.







Datos adicionales:
Ya a la venta
Editorial Versátil
ISBN: 978-84-92929-06-1
448 págs
Rústica con solapas
19,90 €


Primeras líneas:

A veces el cosmos se toma muchas molestias para hacer que una vida salga del dique seco. En esta ocasio´n, por ejemplo, retuvo al ayudante de dentista en las obras de la M1, hizo que la secretaria en prácticas tuviera que encargarse de unas reservas dobles muy complicadas y que el dentista, el señor Swiftly, tuviera que hacerse cargo de una extracción especialmente difícil que retrasó el resto de sus citas más de media hora. Todo eso provocó que la sala de espera estuviera más abarrotada de lo normal por gente que se aburría y que pasaba el tiempo leyendo revistas, dejando tan solo una copia en mal estado para la señora Elouise Winter.


- Leer el primer capítulo
- Entrevista con la autora

Gracias a la editorial Versátil por el libro.

8 comentarios:

  1. Me llama muchísimo la atención.. gracias a dios cada vez son más las autoras románticas, que escapan a los clichés de la protagonista virginal y se atreven, con mujeres más maduras, con relaciones y problemas.
    Relaciones más normales y sinceras para mí.
    Me ha llamado muchisimo la atención tu crítica, porque si bien ya le había echado el ojo, no las tenía todas conmigo, ahora sí.

    Un beso

    Bea

    ResponderEliminar
  2. Yo lo tengo pendiente en la mesilla. Me llama la atención porque supongo que esta mujer está entre mi edad y la tuya, y hay ciertas cosas que puedo reconocerlas.

    ResponderEliminar
  3. Ostras!!! Me has enganchado total y absolutamente con tu reseña. Quiero leer ese libro!!! Gracias ;)

    ResponderEliminar
  4. Upsss... pues el libro me llamaba la atención pero después de leer tu reseña tampoco es que me haya quedado con muchas ganas de leerlo... ya veremos

    ResponderEliminar
  5. Tenía serias dudas sobre este libro porque no me acababa de convencer.
    Aunque de momento no me animo a comprarle XD Quizá en un futuro lejano, cuando sea vieja y mi lista de pendientes menos larga ^^

    ResponderEliminar
  6. Tiene muy buena pinta , es lo primero que oígo de él y es bueno así que espero encontrarlo, parece ser diferente y eso llama mucho.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. No se me dejaste dudando xDD si leerlo o no xD

    ResponderEliminar
  8. Lo leí y me gustó. Sin embargo El club del pudin de esta escritora no me gustó nada.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
ir arriba