Hex hall de Rachel Hawkins

sábado, 24 de abril de 2010

Hex hall de Rachel Hawkins

Cuando Sophie Mercer, de dieciséis años, descubre que es una bruja, se imagina una vida llena de magia, diversión y...bueno... ¡escobas! Pero su primer intento de un conjuro de amor sale desastrosamente mal y, como castigo, Sophie es enviada a Hecate "Hex Hall", un reformatorio para brujas, cambiaformas y hadas.
Al final de su primer día entre sus compañeros, Sophie tiene de todo: tres enemigas poderosas que parecen supermodelos, está ligeramente enamorada de un hermoso brujo, hay un fantasma que la sigue a todas partes, y una compañera de habitación que resulta ser el ser más odiado de todo el campus y que es la´unica vampira.
Lo peor es que Sophie pronto aprenderá que un misterioso predador está atacando a los estudiantes y su única amiga es la sospechosa principal...


A pesar de que hace poquísimo tiempo que ha salido este libro ya se sabe que es el primero de una saga llamada Hex Hall. Parece que todos los escritores se están olvidando de los fantásticos y maravillos tomos únicos que tanto gustan al público, pero en fin, qué se le va a hacer.

Sophie Mercer sabe que es bruja desde los 12 años y ya ha realizado algunos hechizos y conjuros menores... Pero nunca le habían salido tan mal como el fatídico conjuro de amor que hace que la expulsen del instituto...por 19ª vez.

Su madre decide que ya está cansada de mudarse cada dos por tres y la lleva a un reformatorio. De momento me recuerda horrores a un libro que leí hace poco... :P Pero sigamos.

Al llegar allí nota que ella no es la única especial. Hay unos seres bellísimos con alas de colores llamativos que parecen flotar sobre el suelo. También hay un chico que es demasiado peludo para ser normal que se le tira encima e intenta morderla nada más llegar...Pero el chico que más le llama la atención es el único que se ríe de ella. Empezamos bien.

Su nueva compañera de habitación, Jennifer Talbot, es todavía más especial que Shopie; es la única alumna vampira de todo el recinto y tiene una personalidad bastante inestable.

Como en todo lugar lleno de adolescentes nos encontramos con el típico grupo de "chicas guays", las Trinity. Compuesto por Chaston, Anna y Elodie, todas brujas negras y con oscurísimas intenciones. Lo primero que harán será tratar de meter a Sophie en su grupo, pero como chica lista que es, no está muy convencida. Y hace bien, porque de ellas no saldrá nada bueno.

De pronto empiezan a aparecer estudiantes con agujeritos en el cuello y con una cantidad de sangre en el cuerpo algo escasa. Todas las miradas se fijan en Jennifer, que afirma ser inocente. ¿Entonces, quién habrá podido traspasar las máginas protecciones del reformatorio? ¿Jennifer estará mintiendo? ¿Por qué precisamente el chico más guapo de ese horrible lugar tiene que estar saliendo con su peor enemiga?

El libro está bastante bien a pesar de sus enormes parecidos con varias sagas. El trio calavera me ha recordado muchísimo a Mónica Morrell de Los vampiros de Morganville; Hex Hall y todos sus alumnos parecen vivir en un mundo harrypotterístico (por no hablar de los fantasmas que viven en el reformatorio :P lo poco que sabe Sophie de sus padres de verdad al principio de la historia...) y el tema de alumnos revoltosos encerrados lo leí hace muy poquito en Novata. A esto haría falta añadirle un ligero toque de Medianoche (de Claudia Gray) que siempre viene bien.

Las pequeñas traiciones y ataques que aparecen a lo largo de la historia hacen que el lector se engache bastante, se le coge cariño a Jennifer y es difícil de creer que la pobre chica haya tenido algo que ver aunque todas las pruebas le apunten directamente.

Para ser el primer libro de una saga es suficientemente introductorio pero también tiene su historia propia e interesante. En general la saga pinta bastante bien y espero que no toque esperar mucho para leer el siguiente.







Primeras líneas:

Felicia Millier estaba llorando en el baño. Otra vez.
Sabía que era ella porque en los tres meses que llevaba en el Instituto Green Mountain, ya había visto llorar a Felicia en el baño dos veces. Tenía un sollozo característico, alto y hondo como el de un niño pequeño, a pesar de que Felicia tenía dieciocho años, dos años más que yo.

8 comentarios:

  1. Yo lo tengo en casita y no puedo esperar a leerlo. Es normal que se parezca a varias sagas (¿qué queda por decir/hacer en el género fantástico? Te reto a que me lo digas). Sólo me he leído el primer capítulo, pero a mí me hizo reír muchísimo. Y, en este caso, confieso que me encanta que haya que esperar por más tomos, me daría pena que terminase en un único tomo.

    ResponderEliminar
  2. Guauuu Beleth me has puesto los dientes largos!!!
    Creo que será mi proxima adquisición XDXD.
    A mi, no se por que pero me recuerda a la peli "Jovenes y brujas", es que hasta la portada se parece jajajaja.

    Gracias por la reseña!!!

    ResponderEliminar
  3. A mí lo mismo, me recuerda a un mezcladillo de varias sagas xD pero me atrae mucho.

    ResponderEliminar
  4. Aunque parece que esta bien no me llama mucho ^^

    besos!

    ResponderEliminar
  5. el libro parece que pinta bien a pesar de los parecidos que tiene con otras sagas

    ResponderEliminar
  6. ¡Buena reseña!

    La trama me gusta mucho, y después de leer tu reseña me ha llamado aún más ^^

    Ojalá le publiquen en castellano >.<

    ¡Un beso! =)

    ResponderEliminar
  7. Este libro no me llamaba pero tras la reseña sí. Tiene muy buena pinta! Pe lo apunto ^^

    ResponderEliminar
  8. A mi no me llama mucho la atencion, pero esta bien xD

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
ir arriba