Luna de Tor de Mariam Agudo

sábado, 14 de agosto de 2010

Luna de Tor de Mariam Agudo

Un hombre atado a una maldición que lo despoja de su cuerpo, convirtiéndolo en un espectro al que odia.
Una mujer que escapa de sus propios miedos buscando la paz entre los riscos cubiertos de nieve.
Destinados a encontrarse, cada uno encarcelado en sus fracasos y sus esperanzas, será la catapulta para que el otro recupere su propia identidad.


Áurea es una joven ilustradora que regresa al pequeño pueblo de Tor tras la muerte de sus abuelos. Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que estuvo allí y se encuentra con un panorama desolador: la casa a la que pretendía mudarse está hecha añicos, no hay agua ni luz y dan ganas de todo menos de quedarse ahí.

Decide acudir al pueblo para hacerse con cosas básicas para su supervivencia pero al regresar se le pincha una rueda. Por suerte para ella, el apuesto Isaac aparece de inmediato para echarle una mano y el típico ¿Estudias o trabajas, guapa?

Lo que Áurea no sabe es que Isaac tiene un transparente secreto: por las noches se convierte en un espectro, un ánima. Lleva toda su vida con esta peculiar maldición pero desconoce por completo su origen, aunque la verdad es que parece que tampoco le importa mucho...

Cuando ambos eran todavía unos críos tuvieron un encuentro y desde entonces ninguno se lo ha podido quitar de la cabeza. Lástima que ella no reconozca al amor de su tierna infancia, pero él sí. Y, por suerte, no hay manitas que por bien no venga con una casa en ese estado.

Ambos deberán acostumbrarse el uno al otro, ya sea de día con las reparaciones de la casa, o durante la noche en sus furtivos y fantasmales encuentros. Además deberán lidiar con un nuevo espectro que ha decidido aparecer para entrometerse entre ambos y que es justo el opuesto de Isaac: de día es un ánima y de noche corpóreo. Y, como no podía ser de otra manera también tenemos un ex-novio que no tiene nada mejor que hacer que perderse en un pequeño pueblo de los pirineos.

Luna de Tor es la primera novela publicada de esta autora y, a pesar de que no tenía mala pinta en un principio, me ha decepcionado un poco. La forma de narrar es quizás un pelín rebuscada para mi gusto, con demasiadas descripciones y con un excesivo empleo de adjetivos. Cada palabra siempre lleva delante un adjetivo y, a la larga, termina haciendo bastante cuesta arriba la lectura.

También hay frases repetidas casi enteras en muy poco espacio, en una misma página he llegado a encontrar cuatro veces una misma frase (y sí, estaba plagada de adjetivos).

La historia en sí me parece muy original y la ambientación está muy bien hecha. Consigue transportar al lector a un lugar mágico que, por si alguien tenía dudas, existe en la realidad. Todos los bosques, la niebla, las casitas en mitad del monte, el sol, la luna... Es algo que me ha encantado.

Otra pequeña pega que le veo es que Áurea acepta de inmediato la existencia de ánimas, fantasmas, espectros y todo ser sobrenatural. ¿Que me está sobeteando un fantasma en mitad de mi ducha? ¡Pero si es lo más normal de mundo! Que me escriba su teléfono en el espejo que luego le llamo~ En vez de soltar un grito o echar a correr, que es lo que haría cualquiera... o.õ

Probablemente si no hubiera tantos adjetivos y repeticiones sería un libro digno de 3.5 patas incluso 4. De todas maneras, quizás la autora con el tiempo evolucione y consiga un estilo de narración más fluido, así que estaré atenta por si publica algo más.

Un amor bastante arriesgado, un lugar mágico y una ambientación increíble. Una mezcla bastante buena e imaginativa con una forma de narrar que puede saturar un poco.






Datos adicionales:
Ya a la venta
Editorial Zeta
Tapa blanda
ISBN: 9788498723595
544 págs
10 €

Primeras líneas:

El bosque estaba mortalmente silencioso. Un velo de niebla cubría los árboles, emborronaba sus siluetas y las difuminaba con las tonalidades que pintaba el crepúsculo otoñal. La quietud afligía incluso a las criaturas que moraban en el lugar; ni siquiera los mirlos, los búhos o las lechuzas daban señales de su presencia hasta que, de repente, se oyó el ruido de alguien aproximándose.

12 comentarios:

  1. Ui... eres la segunda que dice lo de las descripciones pesadas y demasiadas extensas, a mí eso también me cansa en los libros cuando superan los "límites", asi que no sé, ya han bajado mis ganas de leer el libro.

    Gracias por la reseña, besos ;)

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que suele adjetivar bastante, pero la historia me gustó más que a ti.

    ResponderEliminar
  3. Es una pena lo de la extensión y las escenas y descripciones pesadas... a mí eso me amarga mucho la lectura, la verdad u_u
    Besos ;)

    ResponderEliminar
  4. Nunca me ha llamado la atención este libro, pero ya son varias las que dicen lo de los muchos adjetivos y no es algo que me guste especialmente. Creo que esta vez pasaré de este libro.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. A mi me gustó mucho la novela, creo que le puse un 4/5 Sin duda lo negativo es el abuso de descripciones pero conociendo a la autora de los foros de romántica ya me imaginé que sería así. Espero leer otras obras de ella y sobre todo que modifique un poco ese tema :)

    Un beso
    Dácil

    ResponderEliminar
  6. Este libro le tengo en pendientes, me lo he comprado hace poquito para ver qué tal estaba, pero aún no me lo he leído. A ver qué es lo que me parece. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Yo tengo muchas ganas de leerlo, así que espero ir a por el prontito. Desde que vi la primera reseña (la de Dácil), me lo apunté en la lista.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  8. Me llama mucho la trama, y parece una de esas historias de amor que suelen gustarme; pero eso que comentas sobre los adjetivos y las descripciones... (no soy muy amiga de los párrafos que se dedican en exceso a contarnos cómo es un paisaje o una casa xD)

    No sé, igual más adelante me animo, pero de momento tendrá que esperar ^^

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  9. Totalmente de acuerdo con el resto de gente. pero tambien considero que hay que dar una oportunidad a los libros. uno que a ti te gusta a mi puede disgustarme y viceversa...

    ResponderEliminar
  10. Es extraño que ahora se esté volviendo a retomar aquello de ser categóricamente detallista en los escritores. Pero me parece que debe haber un lítime también, para quien desea lo contrario y focalizarle en que el ritmo avance y no se estanque. Lo digo pensando en Dan Brown y El símbolo perdido. Tiene todo aquello, sin embargo el autor insiste en mostrarnos flashbacks de personajes y sientes que cronológicamente siempre llegas a lo mismo. Para mi ha sido la obra más pobre que ha tenido hasta hoy.

    ResponderEliminar
  11. Muy interesante tu reseña... pero las novelas con tanta descripción a mi me cansan... justamente al escribir trato de ser justa y no pasarme con las descripciones... y por eso a veces soy muy sintética!
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  12. He visto este libro en alguno de los post del amigo invisible y aquí que he venido corriendo a ver qué tal jeje
    ¿Por qué he venido? Porque la portada me llamaba jeje
    A pesar de las pegas, me llama mucho la historia, así que queda apuntado jeje

    besos

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
ir arriba