Naturaleza muerta de Preston Douglas y Child Lincoln

lunes, 23 de agosto de 2010

Naturaleza muerta de Preston Douglas y Child Lincoln

Medicine Creek es un pueblo perdido de Kansas, un pueblo tranquilo donde todo el mundo se conoce y donde nunca ocurre nada… Hasta que se produce un asesinato. En medio de un campo de maíz se descubre el cadáver mutilado de una mujer rodeada por un círculo de flechas indias, cada una con un cuervo atravesado en su punta. Y esto es solo el principio. El asesino está entre los habitantes de Medicine Creek y nadie volverá a dormir tranquilo. Justo en ese momento llega al pueblo el enigmático inspector Pendergast. Nadie sabe quién le ha avisado, pero todos están seguros de que es el único capaz de descifrar el misterio de los espeluznantes asesinatos. Un misterio que llevará al inspector hasta el oscuro y tortuoso pasado del «apacible» pueblo.


No tenía pensado hacer reseña de este libro cuando me lo empecé a leer, pero la verdad es que me ha gustado tanto que no puedo evitarlo y haré un breve comentario de él :D~

Es el cuarto libro de la saga Pendergast y estos son los demás libros que componen la saga y sus reseñas correspondientes:
1. The Relic (el ídolo perdido)
2. El relicario
3. Los asesinatos de manhattan
4. Naturaleza muerta
5. La mano del diablo
6. La danza de la muerte
7. El libro de los muertos
8. El círculo oscuro
9. La danza del cementerio
10. Fever Dream (Abril 2010, USA)

En esta nueva aventura del inspector Pendergast nos encontramos en un pequeño pueblo tranquilo, pacífico y de lo más normal en el que ocurre de pronto un macabro asesinato. El inspector llega allí de vacaciones (que coincidencias tiene la vida~) y decide quedarse a ver qué pasa sin interferir mucho en el asunto, o al menos al principio.

El primer asesinato es bastante bestia y está descrito con pelos y señales y, como no, aparece la ya famosa escena de autopsia de las primeras páginas, esta vez con cuervos incluidos. Qué asquito da pero qué bien está hecha...

Obviamente, empezarán a llover cadáveres de las formas más variopintas y se le quedará muy grande al sheriff de Medicine Creek. Ni siquiera Pendergast es capaz de hacer un perfil del asesino, porque lo mismo te planta un cuervo en una flecha que te hierve a un tipo en un caldero gigante. (¿De donde se sacarán esta pareja de escritores las ideas? Porque algunas ponen los pelos de punta a base de bien...)

Debido a lo alejado que está Medicine Creek del mundo el asesino debe de ser local pero... ¿Y quién será? ¿La vieja y simpática abuelita que hace visitas guiadas de la cueva que hay bajo su casa? ¿La chica macarra-pero-buena que lleva el pelo morado y que está deseando terminar el instituto para marcharse a un lugar mejor? ¿El tipo de la gran ciudad que quiere plantar maíz transgénico en sus campos de forma experimental?

De nuevo la historia me ha encantado a pesar de los toques tan bestias que tiene. La intriga está muy conseguida, en ningún momento te esperas ese final (pedazo de final) y desde luego, Pendergast es para enmarcarlo. La forma que tiene de observar las cosas, recoger pistas, sacar información de donde no la hay... Y encima se lo guarda todo para él y solo al final-final te dice como ha llegado a la conclusión de quien es el malo y por qué. Aigs... magnífico.

Esta vez también hay un personaje secundario que es digno de ser mencionado, y es la señorita Swanson (Corrie para los amigos). Con una infancia como la suya es un milagro que sea como es. Cuando Pendergast la conoce y decide contratarla se van generando escenas curiosas y hasta divertidas. La visita guiada en coche por Medicine Creek me encantó.

Es un libro para ser devorado a la luz del día, con pajaritos cantando y con la espalda bien pegada a una pared para que nadie te asuste por detrás.

Si os gusta la novela negra/policiaca y no habéis probado todavía esta saga, no se a qué estáis esperando. Por supuesto ya tengo el siguiente en mi poder (La mano del diablo) para empezarlo en cuanto me recupere de la impersión~







Datos adicionales:
Ya a la venta
Editorial Debols!llo
Tapa blanda
Traducción de Jofre Homedes Beutnagel
ISBN: 97884-9793-564-3
479 págs
8,95 €


Primeras líneas:

Medicine Creek, Kansas. Principios de Agosto. Atardecer.

El gran mar de maíz amarillo se extiende de uno a otro horizonte bajo un cielo amenazador. Cuando sopla el viento, el maíz cruje y susurra como si tuviera vida propia; y, cuando el viento amaina, el maíz calla. La ola de calor ya ha entrado en su tercera semana. El aire flota encima del maíz como en cortinas temblorosas.

5 comentarios:

  1. Pese a la buena pinta que tiene, creo que este libro no sería capaz de leerlo, me asusto con mucha facilidad xDDD

    Pero ¡me ha gustado tu reseña! :]

    Un saludín :P

    ResponderEliminar
  2. Tiene una pinta estupenda, es uno de los que más me llama la atención junto con La danza del cementerio ^^
    A ver cuando los leo...

    ResponderEliminar
  3. Tiene una pinta genial. No conocía esta saga pero me ha picado la curiosidad.
    A ver si puedo leerlo :)

    ResponderEliminar
  4. Ando buscando la saga entera desde que me recordaste que existía - yo y mi mente de pez- y tras ver esta reseña solo puedo decir una cosa: LO QUIERO PERO YA. Muchas gracias por la reseña ^^ Besoss

    ResponderEliminar
  5. Me gustan mucho estos autores, tanto juntos como por separado y, especialmente, me gusta la saga Pendergast. He leído dos y tengo por casa otros dos. Éste aún no lo tengo ni lo he leído.
    Saludos

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
ir arriba