Reseña: Bipolar de Terry Cheney

sábado, 12 de febrero de 2011

Bipolar de Terry Cheney

Terri Cheney, una antigua abogada de espectáculos de Los Ángeles, disipa expectativas deliberadamente con un paseo seguro a través del turbulento relato sobre el trastorno bipolar. Con una imaginería muy evocadora ––recuerdos desordenados en el tiempo en los que se reflejan sus desorientados y extremos estados de ánimo–– Cheney deja su vida al servicio de la piedad de la química cerebral, que la arranca de la desesperación más desalmada para llevarla a la exuberancia más estridente, de persecuciones impetuosas al letargo paralizador. Apresada en las aguas revueltas del impulso febril, fluctúa de la seducción al intento de suicidio cuando flirtea imprudentemente con los hombres, el peligro y la muerte, sólo para encontrarse ante más desafíos en los dos lados del drástico efecto que le produce el tratamiento.


Libro único
Leer primeras páginas
Datos adicionales:
Ya a la venta
Editorial Suma de Letras
ISBN: 9788483651698
372 págs
18,00 €


Cuando me llegó este libro me sentí irremediablemente atraída por él. El trastorno bipolar es algo que desde siempre me ha llamado la atención por sus peculiaridades y poder leer como una persona contaba su propia experiencia con esta enfermedad me pareció una forma muy buena de que la gente conozca en qué consiste y qué produce.

En Bipolar os vais a encontrar una historia emotiva y cruel a partes iguales. Cada capítulo es un pequeño fragmento de la caótica vida que Terri Cheney quiere compartir con el lector y es prácticamente imposible saber ante qué te vas a encontrar. La narración es totalmente aleatoria; en un capítulo estás viendo como la protagonista está trabajando en su buffet de abogados y al siguiente está contándote su curiosa visita al dentista. Lo único que todos los capítulos tienen en común es la terrible enfermedad que padece.


Cuando miro hacia atrás, pocas veces recuerdo las fechas o el orden en que ocurrieron los hechos. Recuerdo, en cambio, en qué estado emocional me encontraba cuando sucedían: maniaco, depresivo, suicida, eufórico. Para mí no es el tiempo, sino el estado de ánimo lo que va delineando la vida.

A lo largo de todo el libro seréis testigos de los bruscos cambios de personalidad que produce la bipolaridad. De una página a otra pasa de tener instintos suicidas y a atiborrarse de pastillas a otro en el que trata de seducir al primero que se le pone por delante. Es algo que genera emociones contradictorias en el lector pero que da mucho en lo que pensar.

No tengáis miedo puesto que, a pesar de los muchos tratamientos y medicación a los que se ve sometida "la paciente", no os vais a encontrar excesiva jerga médica. Todo está contado desde su punto de vista de forma muy cercana y sencilla. Eso sí, hay escenas descritas de forma bastante cruda así que está claramente destinado a un público maduro. Como el tamaño de letra es relativamente grande el libro se lee en una tarde y además esa forma de narrar tan particular atrapa totalmente al lector.

Me ha impresionado mucho ver como la autora ha sabido salir adelante después de convivir largos años con esta enfermedad y como ha plasmado en el papel todos sus contradictorios sentimientos. Si queréis saber algo más sobre el incomprendido trastorno Bipolar o si os gustan las novelas muy humanas os recomiendo esta historia.



Primeras líneas:


Prefacio

Si me acompaña en este viaje, creo que debo hacerle una advertencia: el trastorno bipolar no es un trayecto seguro. No va desde el punto A hacia el B siguiendo un esquema conocido, agradable. El rumbo es caótico, imprevisible. Nunca se sabe qué dirección tomará.
Gracias a la editorial Suma de Letras

10 comentarios:

  1. Por deformación profesional he tratado con gente con este trastorno y es curioso que para todos ellos el tiempo se dibuja a través de sus emociones, no de las fechas. Me parece impresionante que una persona fuese tan valiente como para plasmar esta historia en un libro al que todas las personas pueden tener acceso, cuando no eres "normal" siempre hay recelos a sacarlo a la luz. Sin embargo, estas personas, detrás de una dificultad como esta siempre tienen un fuerte potencial: nunca se rinden.

    Estoy segura de que leeré esta novela, gracias por dejarla por aquí porque no la conocía ;)

    ResponderEliminar
  2. Esta sí la leeré, pero segurísimo, vamos. Me llaman mucho la atención estos temas.

    Gracias por la reseña :P

    ResponderEliminar
  3. Esta novela, más tarde o más temprano, pero la leeré seguro. No la conocía así que gracias.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Tengo una amiga que me ha dicho que es Bipolar, la verdad no he visto sus cambios de animo tan bruscos, pero se que ella esta tomando su medicina todo el tiempo. Asi que me interesaria muchisimo leerla!

    ResponderEliminar
  5. Pues me interesa mucho conocer del tema, pues es algo muy comun y me interesa mucho la psicologia :D

    ResponderEliminar
  6. Es un tema que siempre me ha llamado la atención la verdad y encima parece que te ha gustado mucho asi que solo me queda esperar que mi adorada biblioteca le de por darme el gusto y traerlo. xDD
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Bueno, el transtorno bipolar tiene distintos grados o asi entendi. Mucha gente esta diagnosticada como bipolar pero no es realmente asi, sino que son transtorno ansioso/depresivos.

    Hay que saber diagnosticar que es una cosa y que es otra, porque la ansiedad extrema y generalizada crea en el individuo un estado depresivo por no poder controlar sus emociones. Cada vez el mundo ser hace mas complicado, en el sentido de que hay veces que en cualquier momento se puede tener un ataque de panico y algunas veces sin motivo aparente, es por eso que se crea la depresion. Y entre dos extremos muy marcados, hay muchas lineas de sentimientos conflictivos.

    La bipolaridad es mucho mas extrema que eso y es un autentico descontrol en la conducta, no me imagino como se debe sentir un paciente asi, pero supongo que muy impotente, si ya los que padecen depresion o ansiedad o ansiedad/depresion (suelen ir juntas por lo que comente antes, el no poder controlar el panico te crea una depersion) si sienten horriblemente mal, imagino que una persona que tiene cambios tan bruscos y que son totalmente incontrolables para ella, se debe sentir horrible.

    No me extraña que midan el tiempo en sensacion, sentimientos o estados, porque si estos son extremos, el tiempo como lo entendemos desaparece, solo se recuerda la sensacion que nos produjo. Esto tb ocurre en todos, por ejemplo, no podemos recordar que dia o que edad exacta teniamos cuando compartimos X momento con nuestros abuelos, pero si la sensacion de plenitud o felicidad. Pues es logico que una persona bipolar que cambia tan rapido de estado de animo y son tan extremos, lo mida mas, porque lo siente mas asi.

    En definitiva, este va a ir para la saca.

    Y a todos los que esten diagnosticados como bipolares, solo decirles que bueno, una segunda opinion nunca viene mal, y si es asi y lo son, creo que con la medicacion es mucho mas facil llevarlo. No lo se porque no lo he vivido pero supongo que la medicacion debe ayudar y mucho. No debe ser nada facil vivir asi, la verdad. Animo a todos.

    ResponderEliminar
  8. No tenía noticias de este libro. Sin duda, después de leer tu reseña, no voy a descansar hasta tenerlo en mis manos ^^

    Gracias por la reseña ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. la persona que es bipolar pasa de un estado de animo triste y muy melancolico a otro de euforia extrema lo que realmente es un problema,- Pero como debe hacer cualquier persona que se preste de ser cristiano,primero dios con terapia psicologica,alimentacion vegetariana,medicamentos homeopaticos o alopatas y mucha fe se puede llevar una vida con mucha mejor calidad,que si nos dejamos unicamente a que el trastorno se manifieste en todo lo que quiera provocarnos sin ayuda alguna.

    ResponderEliminar
  10. Yo me di cuenta de que quería ser psicóloga o en su defecto ayudar en salud mental gracias a este libro. Se ha convertido en uno de los más importantes que he leído.

    Es una pena que aún haya tanto tabú alrededor de las enfermedades mentales, miedo a contarlo y a acudir a profesionales. No pasa eso con las enfermedades físicas. Me impactó mucho que se escudara en las flores para distraer a los demás de su enfermedad.

    Me alegra que te haya gustado y lo hayas dado a conocer.

    Besos achocolatados. (Sí, sé que siempre comento siglos después...)

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
ir arriba