Reseña: Namiko de Tokutomi Roka

lunes, 4 de julio de 2011

Namiko de Tokutomi Roka

Namiko, amada hija del general Kataoka, está felizmente casada con el alférez de marina Takeo Kawashima. No se trata del habitual matrimonio concertado sino de una pareja unida por verdaderos lazos de amor. A pesar de tener que soportar el comportamiento distante y los celos de su madrastra y la crueldad y amargura de su suegra, la señora Kawashima, la joven es feliz. Pero pronto la dicha se desvanece debido a la enfermedad: Namiko sufre tuberculosis. A partir de ese momento la trama de la novela se centra en los esfuerzos incesantes de la familia política para obligar a Namiko a aceptar un divorcio que no desea, y la lucha desesperada de la joven contra esta situación.


Libro únicoDatos adicionales:
Ya a la venta
Editorial Satori
ISBN: 9788493820411
308 págs
23 €


Con un magnífico prólogo de Carlos Rubio que nos ayuda a adentrarnos en la época en la que tiene lugar esta historia y unos pies de página aclaratorios muy acertados, Namiko es una novela que cualquier persona no habituada a la literatura y lengua japonesa podría leer.

Dentro de estas páginas podréis encontrar descrita la vida dura de la mujer en un mundo fundamentalmente machista y opresor donde la familia y la perpetuación del apellido iba antes que cualquier otra cosa y las mujeres eran consideradas meros objetos y generadoras de herederos. Hay que tener en cuenta que el libro fue escrito en 1900 por lo que las situaciones y costumbres podrían chocar un poco con la situación actual y es necesario situarse en la época para poder disfrutarlo en todo su explendor.

Namiko es poco más que una adolescente que acaba de contraer matrimonio con Takeo, un alférez de la marina que pasa gran parte del tiempo fuera de casa, viéndose así obligada a cuidar de su despiadada suegra con sus recurrentes ataques de reuma. Desde siempre Namiko ha tenido una influencia materna un tanto maléfica, su madrastra era de todo menos buena y el único que le tiene algo de aprecio es su padre. Cuando Namiko da señales de sufrir la temible y contagiosa tuberculosis, incurable en aquella época, todo el mundo la aleja de sus seres queridos, quedandose confinada en una casa lejos de su marido y de sus familiares.

Takeo sigue quieréndola como antes y por ello no deja de visitarla, pero poco a poco un amigo de la familia va sembrando la duda y el odio en la madre de Takeo hasta que ella decide que han llegado a un punto límite: Namiko no va a ser capaz de darle un heredero a su hijo por lo que se convierte en un bien prescindible y hay que separarlos a toda cosa. ¿Qué bonito, eh? Quien pudiera vivir en una sociedad así...

Además de la historia de esta pobre joven hay una buena dosis de conspiraciones militares rodeadas de un halo de intriga.

Uno de los grandes puntos a favor del libro es su poética narración y su lirismo, el autor sabe transmitir de una forma increíble los sentimientos y profundiza de una manera espectacular en todos y cada uno de los personajes. Me ha encantado como describe a cada uno de sus protagonistas, haciendo hincapié en sus particularidades, su origen y cómo el tiempo les ha hecho ser como son.

Por norma general, en Japón todas las cuestiones relacionadas con el honor, la familia y el respeto siempre han sido algo muy importante y me ha gustado también como el autor plasma todos estos sentimientos aunque en ocasiones pueda llegar a parecer bastante crudo y duro. La situación de "como está defectuosa se la devolvemos a sus padres, como si fuera un juguete roto" reconozco que puede parecer un poco bestia, pero también es verdad que era lo que se estilaba y está suficientemente bien descrito como para no llegar a parecer tan descorazonador.
  • ¿Lo recomendaría? Si queréis probar un clásico de la literatura japonesa quizá os recomendaría empezar por otro libro porque el estilo y trama pueden resultar un poco densos, pero si ya sois fans de este tipo de libros, tenedlo en cuenta para vuestra "lista de la compra" que está muy bien :D~


Primeras líneas:
En un lugar llamado Chigira en la ciudad de Ikaho de la provincia de Joshu, una joven de unos dieciocho años contemplaba el atardecer desde la terraza del segundo piso de una posada. Tenía el pelo elegantemente recogido en marrumage y llevaba un haori de crespón con pequeños dibujos, atada con unas trencillas de un verde pálido.
Gracias a la Editorial Satori


15 comentarios:

  1. genial reseña! personalmente adoro la cultura japonesa. y me encantaria leerlo!

    ResponderEliminar
  2. muy buena reseña guapa! me encantaria leer este librito!

    besos!

    ResponderEliminar
  3. Como a Nina, a mí también me gusta la cultura japonesa. Los libros que he leído de autores asiáticos me han resultado casi siempre atractivo, unos más y otros menos, claro está pero ya me he acostumbrado a esa narración lenta y a veces pesada. ¿Algún clásico que recomiendes? Un beso grande.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Beleth!

    No soy muy de leer novelas de Japón o China, pero sólo decir que esa portada en tono verde me ha gustado mucho.

    Besotes ;)

    ResponderEliminar
  5. Está super bien la reseña, aunque seguiré tu consejo y empezaré con otro libro si es que de este resultan tan densos el estilo y la trama :P

    Un besazoooo

    ResponderEliminar
  6. Me encanta el manga, y sin embargo, no puedo con la literatura japonesa. Y sólo con ese párrafo que has puesto me doy cuenta que no creo que aguantase el libro XD

    ResponderEliminar
  7. Yo la verdad es que no suelo leer libros ambientados en Japón (no es un país que me entusiasme, sinceramente)aunque me ha gustado tu reseña.
    De todos modos seguiré tu recomendación, buscaré otro libro que me parezca menos denso xD
    Beeeesos

    ResponderEliminar
  8. Pues el libro pinta bastante bien, lo tendré en cuanta para próximas compras ^^

    Gracias por la reseña :)

    Besotes!!

    ResponderEliminar
  9. Nunca he probado a leer nada de literatura japonesa aunque nunca es tarde para ponerse a ello.
    Me ha encantado la reseña.


    Saluditos!!!!

    ResponderEliminar
  10. Buena reseña!
    La verdad es que aquella época debió de ser horrible :S
    No me había parado a pensar en la literatura japonesa como un libro... siempre la había visto como mangas, animes y mangas por todos lados.
    Es bueno que alguien te diga que también tiene libros "normales".

    ResponderEliminar
  11. Lo que cuentas, a pesar de algo crudo, me hace pensar en una historia preciosa. Sin embargo ahora mismo no creo estar preparada para algo así; así que nada. De todas formas, lo apunto porque nunca se sabe.

    Un besote ^^

    ResponderEliminar
  12. No conocia este libro :0 se ve super interesante la sinopsis me gusto :)
    saludos!

    ResponderEliminar
  13. Qué buenísima pinta!!!
    No lo conocía, gracias por la información =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  14. Mmmmh no me llama nada, creo que este tipo de libro no es lo mío :P

    ResponderEliminar
  15. Quiero empezar a leer libros asiaticos, así que voy a comenzar con los de Murakami, si me gustan, puede que siga con este, aunque si dices que resulta muy denso..., cuestión de empezarlo y haber que tal..

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
ir arriba