Reseña: Nunca es demasiado tarde de Robyn Carr

jueves, 13 de octubre de 2011

Nunca es demasiado tarde de Robyn Carr

Tres segundos es todo lo que se necesita para volver una vida del revés. Y si alguien sabía de recuperarse después de un desastre, ésa era Clare Wilson. Se había cansado de hacerlo durante su matrimonio con un mentiroso compulsivo al que no pretendía regalarle otra oportunidad. Incluso su propio hijo pensaba que debería haberle dado la patada hacía siglos. Definitivamente, Clare podría disfrutar de una auténtica sensación de libertad. Pero un terrible accidente la mandó al hospital, con lo que su vida dio un nuevo y dramático giro. Lo curioso era que, pese a estar medio destrozada, de repente los hombres parecían interesarse por ella, incluido su ex. Como si el hecho de ser una mujer soltera e independiente funcionara como un potente afrodisíaco... Sin embargo, en medio de tanto deseo, lo último que Clare esperaba encontrar era el amor.

Libro únicoDatos adicionales:
Ya a la venta
Editorial Harlequín
ISBN: 9788490005644
352 págs
2,90 €


Clare Wilson acaba de salir de una relación amorosa plagada de desengaños cuando prácticamente se encuentra con un todoterreno empotrado en su coche. un policía que pasaba por allí es el primero en acudir a la escena y no tardará mucho en notar ese típico pinchazo que se nota con los flechazos de amor platónico a primera vista. Aunque es una total desconocida se preocupará por ella, irá a verla al hospital y al final el "solo somos amigos" no le será suficiente.

- ¿Es guapo?
- Es el típico guapo que te tiraría de espaldas. Tiene una sonrisa con hoyuelos de las que te derriten.
- Díos mío, Clare.
- ¿Qué?
- ¡Qué mal momento para tener la pelvis fracturada!

Ambos personajes van entablando una relación amistosa que va a más basada en llamadas de teléfono, esporádicas visitas y largas conversaciones. Poco a poco los dos echan en falta al otro, sienten un vacío en su interior, notan también la presencia del monstruo de los celos y el final pasteloso resulta inevitable. Aunque ninguno de los dos protagonistas me ha terminado de calar, por suerte hay un sinfín de secundarios que nos acompañarán a lo largo de todas las páginas y harán más entretenida la lectura. Las historias de las dos hermanas de Clare me han gustado y creo que alguna hubiera dado de sí para tener libro propio más que para servir de relleno en este. Eso sí, no busquéis gran profundidad ni personalidades arrolladoras porque sencillamente no hay espacio suficiente.

En conjunto es un libro que es muy corto, se lee rápido y deja un sabor de boca agradable a pesar de su sencillez. Hay algun toque de culebrón que otro, algunas situaciones un tanto rebuscadas y como no, Harlquinadas.

Harlequinadas: errores de todo tipo de puntuación, acentos desaparecidos en combate, separaciones de palabras que dan pura risa, guiones de diálogos que están donde no deberían...
Eso sí, en esta ocasión nos encontramos ante la metedura de pata magistral: cambiar el nombre de la protagonista por el de una de sus hermanas cuando él dice "Te quiero, X" y, dado que la prota no se lleva las manos a la cabeza, imagino yo que es un despiste MONUMENTAL en la traducción y en la revisión (si es que hacen lo segundo...).

Dejando semejante error de lado, lo dicho, libro sencillo que se lee en un momento que sirve para pasar el rato y que con el precio que tiene tampoco se le puede pedir mucho más.


Primeras líneas:
A bordo de su coche, bajo la lluvia de marzo, Clare se dirigía hacia la casa que había sido suya, la casa que había abandonado cuando se separó de su marido, y se sentía un poco culpable. Aquel viaje era otra de sus incursiones nocturnas en busca de cosas que echaba de menos, algo que solamente hacía cuando sabía que Roger estaba fuera y no iba a presentarse. Aunque al menos esa vez se había llevado una tarjeta de felicitación de cumpleaños para dejarla allí y aviasr, al menos, de su visita.

5 comentarios:

  1. jajajaja me ha encantado el término "harlequinada" jajajaa Creo que lo voy a adoptar con tu permiso... Lo defines a la perfección. Lo triste es que si en las ediciones de Harlequin más o menos lo pasas porque sabes que son ediciones de "batalla", lo que no comprendo es que te la metan igual en ediciones de 18,19, 20 e incluso más euros... Deberían tener la obligación de reembolso cuando encuentres esos fallos en un libro... ¡que son muy caros!!!

    ResponderEliminar
  2. Es que te adoooro renilda xDD ;) hahaha y esas harlequinadas me mataron xD

    ResponderEliminar
  3. ohhh beli xD pobre de ti con las harlequinadas xDDD deberias pedir reembolso xD

    ResponderEliminar
  4. Eso es lo que mas odio de harlequin, pero es que solo nos queda "ajo y agua" pues edita autoras cuasi en exclusiva, como esta, Anne Stuart o Sarah Mcarthy. Asi estan las cosas.

    Yo lei este libro y no se, quizas no tenga personajes que tengan un brillo deslumbrante pero las conversaciones, las acciones, las relaciones, me parecieron muy naturales, entrañables tambien, como una gran familia. Creo que ese es el toque que ha hecho que su otra serie (Virgen River) sea tan famosa, que al final, es como si vivieras en ese pueblo (ojala, no solo esta lleno de tios buenos inolvidables y adorables, sino que pese a que te pasen cosas horribles, se nota que la gente te ayuda... Que ñoña soy, coñe) y todos te ayudaran, los conocieras como si fueran tus propios amigos. Es esa magia de la empatia y la sencillez.

    Pero quien busque grandes aventuras o "grandes romances" pues no, aqui la gente se va enamorando poco a poco, se conocen y tal. Y a mi ese ambiente "hogareño" me puede. Ya digo yo soy una ñoña de cuidado y si pudiera quisiera vivir en Virgin River!!! Adoptame Robyn Carr!!

    ResponderEliminar
  5. Jajajajaja esta mujer, escribe taaan particular, te sonrojas y todo. Y lo de los errores xD, me da mucha risa y a la vez verguenza (espero ser editora algún día), pero simpre es gracioso encontrar ese tipo de cosas.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
ir arriba