Reseña: Muerte de la luz de George R. R. Martin

miércoles, 11 de enero de 2012

Muerte de la luz de George R. R. Martin

Worlorn, durante su esplendor, albergó el fastuoso Festival de los Mundos Exteriores; ahora es un planeta moribundo que se aleja irremediablemente de la Rueda de Fuego para sumirse en una noche sin fin. A él viaja Dirk t'Larien con la esperanza de reencontrar el amor de Gwen Delvano y expiar errores del pasado; pero en su lugar hallará a Gwen unida por jade-y-plata a Jann Vikary y a su teyn Garse Janacek, en un vínculo incomprensible de amor y de odio, tan terrible y a la vez tan grandioso como el fin inevitable de Worlorn.


Muerte de la luz es una de las historias de amor más hermosas jamás contadas. Su protagonista se debate entre el amor egoísta, que reclama el ser amado para sí, y la lealtad a un grupo, ese otro tipo de amor que es a la vez instinto de supervivencia en un entorno hostil como el de Worlorn. Martin, con su prosa delicada y sincera, hechiza al lector y lo conduce a través de ciudades y paisajes de ensueño hasta lo más profundo del alma humana.


Libro únicoDatos adicionales:
Ya a la venta
Editorial Gigamesh
ISBN: 9788496208940
304 págs
18 €


Después de haber leído Los viajes de Tuf decidí que tenía que probar alguno de los otros libros de George R.R. Martin de ciencia ficción. Por desgracia, elegí una de sus primeras publicaciones y, aunque no está mal, no llega ni de lejos al nivel de sus otras obras, cosa que es lógica y de sentido común, siendo razonables.

Muerte de la luz es un libro con gran cantidad de información comprimida en muy pocas páginas. Todo el universo, los planetas, las diferentes especies, la ambientación, los humanos, están descritos con semejante velocidad que llega a resultar bastante caótico y complicado seguirle el ritmo al autor. Al final hay un glosario que trata de solventar un poco este tema pero ni por esas resulta una lectura precisamente ligera. Me sentí como Dirk cuando llega a Worlorn, con cara de imbécil pan y sin saber muy bien de qué demonios me estaban hablando durante las primeras 50 páginas.

Toda la acción tiene lugar en un planeta llamado Worlorn que alcanzó su punto más álgido durante el Festival de los Mundos pero que, desde entonces, tanto su población como sus posibilidades de supervivencia están decayendo rápidamente según se va alejando su órbita de otros planetas. Dirk t'Larien llega allí buscando su amor perdido y se encuentra con fanatismos varios, hostilidad, costumbres totalmente opuestas a sus creencias y con que su presencia es más bien non grata. A partir de ese momento veremos como se las apaña, y como le convencen, para intentar sacar a Gwen de esa espiral de destrucción en la que está metida.

Si algo hace siempre brillar a este autor es la profundidad de sus personajes y ya desde su primera obra se deja notar. Desde los kavalar hasta el pobre e inocente Dirk, todos tienen características muy marcadas, sobresalen por sí mismos y si a esto le añadimos una ambientación tan "natural", esta novela se perfila como una de sus obras que hay que tener en cuenta. Por desgracia, uno de los personajes que más importancia tiene es Gwen y es precisamente la que más superficial parece en el sentido de que no llega a calar tan hondo ni está tan bien caracterizada como otros, y es verdaderamente una lástima porque al final queda como una chica más "del rebaño".

Los nombres tienen una gran importancia y esto me ha supuesto una pequeña complicación; cada personaje tiene un nombre que está compuesto por otros mil diferentes y la forma en que se mencionan va cambiando a lo largo de las páginas, al final tuve que apuntarlos para saber quién demonios era quién. Pero para que quede más claro, os pondré un ejemplo: Jaantony Riv Lobo Alto Jadehierro Vikary, ahi es ná. Aparece mencionado como Jaan, Jaantony, Jadehierro y Vikary (y seguro que alguno me he dejado). Pues eso. Y este es solamente uno de ellos, que personajes importantes hay una docena y todos excepto Gwen y Dirk tienen esta peculiaridad.

Uno de los temas que más relevancia tiene, además del amor platónico de Dirk por Gwen, es el fanatismo y las extrañas costumbres de los habitantes de Worlorn. Unas parecen crueles, otras dominantes y machistas, aunque lo que predomina por encima de todo es la fidelidad fraternal y la sensación de formar parte de un todo. El pobre Dirk temirna, sin comerlo ni beberlo, metido en una sociedad cuyos "jefes" consideran ser dueños de otras personas y el choque entre culturas no es moco de pavo.

Otra de las cosas que esperaba es algo más de pasión entre Gwen y Dirk, supuestamente esta novela es "una de las historias de amor más hermosas jamás contadas" y bueno, esto es más bien discutible. Amor, haberlo haylo, pero no os negaré que me he sentido un tanto decepcionada por las formas en que ambos se relacionan entre sí. Esperaba mucho más siendo como era su pasado común, que él hace el esfuerzo de recorrer media galaxia para reencontrarse con ella... Y al final es un, tanto-tanto para tan-tan poco.

Para ser un libro tan corto, los capítulos me han resultado muy densos y largos. Hay pocas pausas en la trama, pocos saltos de línea y, aunque sí hay bastantes diálogos, las partes donde empiezan a divagar sobre las costumbres, leyendas y descripciones de mil y una cosas se hacen un poco pesadas. Para mi gusto no es un libro que se pueda leer fácilmente del tirón, porque si se os ocurre hacer semejante cosa, lo más probable es que terminéis por enteraros solamente de la mitad de la historia, y gracias.

En conjunto Muerte de la luz no es un mal libro, simplemente encierra una compleja historia comprimida hasta la máxima expresión en 300 páginas. Si os gusta la ciencia ficción al más puro estilo, no albergo duda alguna de que os encantará esta historia, pero si buscáis algo que simplemente os haga pasar un buen rato y que siga siendo fiel al estilo de Martin, os recomiendo muchísimo más Los viajes de Tuf. 

Lo bueno: la caracterización y profundidad de casi todos los personajes.
Lo malo: la enormérrima cantidad de información que hay en tan pocas páginas.




Primeras líneas:

Un vagabundo, una esfera errante, el paria de la creación: ese mundo era todas esas cosas.
Hacía siglos que caía, solo y sin rumbo, a través de los fríos y solitarios espacios interestelares. Sus cielos desolados habían visto generaciones de estrellas sucediéndose unas a otras en enjambres suntuosos. No pertenecía a ninguna de ellas. Era un mundo autosuficiente; en, y para sí mismo. En cierto sentido ni siqueira formaba parte de la galaxia; sin itinerario fijo, surcaba el plano galáctico como un clavo al atravesar el tablero de una mesa redonda. No formaba parte de nada.


13 comentarios:

  1. Hola guapi!

    Yo ahora mismo estoy con el libro a medias pues es demasiado denso, para poder leerlo de golpe, me ha pasado como a tí, 50 páginas y todavía no sabía que significaba cada cosa (ahora ya me voy enterando un poquito más) pero tampoco te creas xDDDDD
    Creo que nos provoca las mismas sensaciones pues a mi me pasa igual que a ti, así que veremos al final si me acaba gustando o no >.<

    Muchas gracias por la reseña!!!

    besitoooooooooooooooos

    ResponderEliminar
  2. Debe ser que este autor no se lleva muy bien con las historias cortas. A veces, los autores tienen ideas maravillosas pero que les obligan a "recortar" y acaban sin ser comprendidas en su totalidad. No he leído de Martin más que la saga de Canción de Hielo y Fuego, pero creo que si vuelvo a él, no será con este libro. Gran reseña, Beleth. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. es un libro con el que tienes que haber leído mucha sci-fi previamente, cuesta mucho hacerse con él pero me encantó

    ResponderEliminar
  4. Vaya, pues había leído reseñas que lo ponían mucho mejor, pero lo mismo eran blogs más acostumbrados a la ciencia ficción, género del que tampoco he leído mucho.
    de todas maneras, lo tengo en la lista de espera así que caerá tarde o temprano...

    ResponderEliminar
  5. De Martín sólo he leído su saga emblema. Este no sé si me gustaría por lo que cuentas. Quizá en todo caso me atreva con el de Turf ;)

    ResponderEliminar
  6. Creo que me decantaré por el de Turf, y después ya me lo pensaré.

    ResponderEliminar
  7. Pues no sé, pero el argumento tiene algo que me atrae. Creo que lo tendré en cuenta ^^

    Besotes!!

    ResponderEliminar
  8. El argumento se ve muy interesante, apenas pueda lo compraré. Quizá, como dices, sea cosa de lógica, porque es su primera novela. A Chile no creo que llegue, pero intentaré hacerme con el libro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Bueno, a pesar de la acumulación que dices... quizás hay que darle una oportunidad, ya que no he leído nada de George R. R. Martin xD ¡besotes!

    ResponderEliminar
  10. Le tengo ganas a la saga de esee autor

    ResponderEliminar
  11. Mmmmh pues creo que mejor de este paso :P Me centro en canción de hielo y fuego, y lo más seguro que en algún momento Los viajes de Tuf, pero este mejor nop :P

    ResponderEliminar
  12. La verdad es que este hombre -puede decirse- se caracteriza por perfilar a los personajes más que bien, cosa que personalmente agradezco bastante =)

    Besotes

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
ir arriba