Reseña: Ópalos de fuego de Elizabeth Haran

martes, 26 de agosto de 2014

Ópalos de fuego de Elizabeth Haran

Inglaterra, 1956. Erin, una joven londinense, deja plantado en el altar a su novio infiel y viaja con su tío a Australia, donde éste comercia con ópalos. Se instalan en la ciudad de Coober Pedy, pero Erin tiene que esforzarse bastante para adaptarse tanto al calor y a la aridez del Outback como a las toscas costumbres que imperan en las minas. Finalmente conoce a Jonathan, un joven inglés buscador de ópalos, que la deja fascinada de inmediato pero que parece ser completamente inalcanzable...






Libro único Datos adicionales:
Ya a la venta
Ediciones B
ISBN: 9788466655354
576 págs
20 €



Después de El río de la fortuna y El brillo de la estrella del sur, este es el tercer libro de Elizabeth Haran que podemos disfrutar en castellano. Como los dos anteriores, estamos ante una novela autoconclusiva que transcurre en un lugar recóndito del continente australiano. La diferencia principal con las dos novelas precedentes es que en esta ocasión estamos más cerca del presente que nunca, ya que la acción tiene lugar hace menos de sesenta años, y esto en la ambientación se nota. Pero vayamos poco a poco.

En Ópalos de fuego conocemos a una joven llamada Erin que descubre que su prometido la ha estado engañando y que necesita hacer un cambio radical en su vida. Su tío está a punto de empender un viaje a Australia para comprar ópalos, una apreciada gema, y ahí encuentra su solución y también sus futuros problemas.

Como suele suceder en las novelas bautizadas como landscape, no solo la acción y los personajes son lo importante aquí, también hay que tener en cuenta la imponente y masiva presencia del paisaje. Abundan las descripciones, los párrafos sueltos aquí y allá que nos hacen adentrarnos más todavía en la historia y las puestas en situación de ciertos eventos y costumbres que nos pueden ser totalmente desconocidos. En esta ocasión el peso de la parte landscape gana de lejos a la parte romántica, no siendo algo negativo pero sí destacable, puesto que hay otras novelas landscape donde el romance sí tiene un papel fundamental, aquí no. Aunque lógicamente sí tenemos algo de romance, el comercio de ópalos, las rústicas excavaciones, las peleas por el control de las mejores tierras y los aborígenes centran gran parte del libro.

Al llegar a Coober Pedy, el pueblo australiano donde nos adentraremos en el comercio y extracción de ópalo, iremos conociendo a diversos personajes, casi todos procedentes del extranjero, y entre ellos quiero destacar a una niña pequeña que es una auténtica monada. Sobrevivir en unas condiciones tan rústicas y áridas si eres un hombre fuerte y robusto puede ser duro, pero si eres una niña de 6 años resulta todavía más complicado si cabe. Para añadirle un poco de chicha a la trama, tenemos también una historia del ópalo conocido como Olympic Australis, desaparecido y en busca y captura. Es un ópalo que existe en realidad y que es considerado el más valioso jamás encontrado y, aunque la autora se ha tomado ciertas licencias a la hora de incluirlo en su historia, es interesante la mezcla de realidad y ficción. 

Y aquí lo tenéis. Pesa unos 3,5 kg. Para mi gusto hay otros ópalos famosos que son más bonitos pero... 
Como comentaba al principio, la ambientación juega un papel fundalmental y yo tenía un poco de miedo ya que estoy más acostumbrada a novelas románticas que tienen lugar bastantes más años atrás en el tiempo. Lo curioso de este aspecto es que, a pesar de estar en los años sesenta, al encontrarse perdidos en mitad de la nada, los utensilios y costumbres de la gente son muy limitados y rústicos. Y eso me gusta. No vamos a poder gozar casi de las modernidades de la época y contrasta mucho con la idea que tenía yo, claro que una cosa es lo que pasaba en lugares más civilizados y otra muy diferente lo que sucedía allí, al pie del cañón. 

Una de las cosas que no me ha terminado de convencer es que el final es bastante precipitado, relacionado como siempre con la extensión que tiene la parte de romance con respecto al resto. Queda bonito pero se hace muy escaso, lo más importante sucede en las últimas páginas casi de sopetón y no me gusta cuando pasa eso. 

En general Ópalos de fuego es una bonita novela para conocer las costumbres en las minas de ópalo (♥) y la "Australia profunda" a partir de unas historias personales que llaman la anteción del lector. Si os gustan las novelas landscape y no os importa en exceso la cantidad de romance presente, os recomiendo darle una oportunidad.




12 comentarios:

  1. Hola guapa! Creo que no he leído ningún libro sobre esta temática nunca, y la verdad parece bastante interesante :3 quizás me lo apunto para leerlo más adelante. Muchas gracias por la reseña y un besito! <3

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Tengo pendiente El brillo de la estrella del sur, así que si ese me gusta le daré una oportunidad a este.
    Por otro lado es una lástima que el final sea tan precipitado, que el final sepa a poco puede fastidiarte una buena lectura.

    ResponderEliminar
  3. Lo he intentado varias vces con novleas landscape pero no han terminado de cuajarme. Quizas demasiado romance, o son demasiado largas... Aun estoy buscando una que puede decir:esta sí. Por lo que cuentas, no creo que esta fuera de esas, aunque echare un vistazo a otras de la autora si tambien son autoconclusivas. Besos

    ResponderEliminar
  4. A mi el landscape tampoco me llama nada de nada... :/ Como a Xula, igual algún día alguna me resulta irresistible y me pongo a ellos...
    Aunque me creo que te gustara tanto si habla de piedras xDDD

    ResponderEliminar
  5. Este tipo de libros me atraen mucho y aunque de esta autora aún tengo pendiente en la estantería El río de la fortuna este también quiero leerlo
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Yo lo leería con todo lo que tiene que ver con los opalos!

    ResponderEliminar
  7. ¡Vaya! Pues no conocía nada la temática de landscape y, por lo que comentas, parece un libro muy entretenido. El tema de los ópalos tiene que ser muy muy genial. No conocía nada de esta autora y trataré de probar con El río de la fortuna que es el más me llama de ella :)

    ResponderEliminar
  8. Yo no tenía ni idea de lo del landscape,y tampoco conocía a la autora, pero el como describías el libro me ha hecho replantearme leerme algo suyo. Tendré que ver de que tratan los otros dos. Me lo apunto para más adelante! (:

    Un beso!
    Marina

    ResponderEliminar
  9. Aún no sé si me gusta la novela landscape o no. La verdad es que solo he leído a Sarah Lark y he acabado un poco decepcionada, pero claro, a esta autora no la he leído y me tiraba un poco atrás por culpa del paralelismo. Quizá le de una oportunidad, después de tu reseña me han entrado ganas (y me encanta Australia, aunque preferiría Nueva Zelanda).

    Gracias por la reseña ^^

    ResponderEliminar
  10. el ópalo es un poco feín jeje pero me encanta el tema de las piedras ornamentales! <3

    ResponderEliminar
  11. Holaaa, linda reseña. Voy a darle una oportunidad como decís vos :D Te he nominado al Premio Dardo:http://locurasdetinta.blogspot.com.ar/2014/08/premio-dardos.html Un besooo

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
ir arriba