Reseña: Perfect escape de Jennifer Brown

viernes, 20 de marzo de 2015

Perfect escape de Jennifer Brown

Kendra siempre se ha sentido a la sombra de su hermano mayor, Grayson, cuyo TOC (trastorno obsesivo compulsivo) le obliga a seguir una vida llena de rutinas. Para Kendra la única forma de destacar es sr perfecta, y había convertido esa perfección en un arte hasta que un escándalo relacionado con hacer trampas en un examen amenaza con destruir su inmaculada reputación. 
Tras el volante de su coche, con Grayson dormido en el asiento del copiloto, Kendra decide alejarse de todo, tal vez poniendo más distancia consiga poner algo de perspectiva. Antes o después Kendra deberá dejar de huir y enfrentarse a ella misma, a su hermano y a su pasado.



Libro único Datos adicionales:
Ya a la venta
En inglés
ISBN: 9780316185585
364 págs
8.5 € (Bookdepository || Amazon)


Varios son ya los libros de Jennifer Brown que han ido apareciendo en el blog a lo largo de los últimos meses. En Hate list nos hablaba de un tiroteo en un instituto, en Torn away le tocaba el turno a la desolación creada por el paso de un tornado y en esta ocasión, aunque el argumento en sí no deja de tener cierta dosis de drama, tenemos una novela de hermanos bastante atípica.

Perfect escape es una novela juvenil que se aleja bastante de los temas que suelen aparecer en las novelas juveniles americanas que nos invaden últimamente. Estamos acostumbrados a tener protagonistas de armas tomar, que se enamoran (de forma más o menos fugaz) de uno o de varios chicos, que tienen vidas complicadas pero que siempre terminan felices y estupendas. En esta ocasión Jennifer Brown nos sorprende con una historia total y aboslutamente familiar con una protagonista extremadamente insegura y un hermano cuya vida es un auténtico desafío. Es el perfecto ejemplo de que una novela juvenil puede ser muy buena sin tener que contar con un triángulo amoroso o directamente un romance.

Kendra ha hecho algo malo, algo muy malo, pero realmente lo importante no es qué ha hecho, aunque sí se nos va revelando ese secreto poco a poco, lo importante aquí es su evolución y la cantidad enorme de sentimientos a los que se va enfrentando a lo largo de este largo y tormentoso viaje por carretera. Un día Kendra explota, no puede más, ya está cansada de intentar ser la hija perfecta que sus padres no han podido tener, de tratar de hacer todo bien, de hacer todo lo posible por encajar y no causar más problemas de los que ya tienen. Está en una situación límite y Grayson, su hermano, termina sin querer siendo el desencadenante de un viaje a lo largo de miles de kilómetros para intentar buscar una salida de tal desesperada situación. Dicho a grandes rasgos y sin querer meterme más en la trama, emprenden un viaje hacia ninguna parte.

Sin duda uno de los mejores puntos a favor de esta novela es Grayson, un joven que padece TOC y cuyos síntomas se manifiestan prácticamente una página sí y otra también. Este trastorno puede tener distintas dimensiones y afectar a la vida diaria en mayor o menor medida, y el caso del pobre Grayson es del tipo más extremo. Me ha encantado su presencia en general, ver cómo sus problemas le afectan tanto a él como a todos los que le rodean, comprobar que siempre hay personas que saben ver más allá de todo esto y me ha gustando especialmente su relación con Kendra, claramente se necesitan el uno al otro. Yo soy hija única así que nunca sabré qué se siente al compartirlo todo con otra persona de esa forma, ser su sombra y su apoyo, pero creo que la relación entre ambos ha quedado fantásticamente reflejada aquí, conflictos incluidos.

Ninguno de los personajes que aparencen en este libro son perfectos, de hecho distan bastante de serlo. Aunque tampoco estoy muy a favor de las novelelas pensadas para adolescentes que quieren vendernos unas ideas fijas (yo las llamo "lecturas de cole" aunque en realidad tienen un nome más fisno), tampoco creo que sea positivo que todas las novelas que se publican tengan que seguir siempre un mismo esquema (que me gustan, sí, pero a veces grandes dosis terminan por dejarte un poco agotado). Está bien que haya algo de variedad y diversidad en las páginas de un libro, y encontrarse con una novela juvenil que no tiene ni pizca de amor romántico es casi como toparse con un unicornio.

Aunque reconozco que los libros de viajes de carretera siempre suelen carecer un poco de ese efecto ágil y sorprendente que pueden tener otras novelas, Kendra y Grayson no hacen el viaje exactamente solos y estos encuentros y las situaciones que se derivan de ellos son otro de los puntos fuertes de la novela. Me encanta ver como la gente puede cambiar a otra gente, así, en general. Es una imagen muy esperanzadora y siempre viene bien tener algo de luz entre tanta oscuridad que hay últimamente.  También me ha resultado curioso que cuanto más tiempo pasa desde que leí la novela, más me gusta. Por norma general suele suceder justamente lo contrario y aunque en comparación con otros libros este me ha gustado algo menos que por ejemplo Hate list, sigue siendo una lectura de lo más interesante.

Como siempre os digo (sí, me repito, perdón), si buscáis una novela diferente, con personajes diferentes y cuya historia os remueva un poco por dentro, os animo encarecidamente a probar con cualquiera de los libros de Jennifer Brown. Para mí ha resultado ser todo un descubrimiento y un soplo de aire fresco entre tantas novelas juveniles que repiten incansablemente el mismo esquema.




10 comentarios:

  1. Pues no tiene mala pinta, me lo apunto.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que el argumento tiene buena pinta, pero quizás lo que más me ha atraído de la historia es que no contiene nada de trama amorosa. Estoy harta de las novelas en las que no hacen más que meter romances con calzador solo porque "debe haber uno". Este libro, en ese sentido, parece ser un soplo de aire fresco. ¡Me lo apunto, un beso!

    ResponderEliminar
  3. Me apunto el nombre de Jennifer Brown como lectura juvenil diferente, porque la verdad es que la había visto por blogs, pero no le había prestado demasiada atención.

    ResponderEliminar
  4. De esta autora traté de leer Hate list pero no pude acabarla pero me apunto este titulo para darle otra oportunidad.

    ResponderEliminar
  5. Tengo el de Hate List en la estantería y tengo ganas de cogerlo.
    Yo también empiezo a cansarme de las novelas juveniles que siguen todas el mismo esquema. Me encantan las novelas con una historia realista y profunda, así que creo que esta autora es de las mías.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Esta autora está mi punto de mira desde que leí Hate list. No conocía esta novela, pero me ha llamado muchísimo la atención todo lo que comentas de ella, sobre todo que se centre en el amor fraternal. La verdad es que no todas las novelas tienen que tener romance para ser buenas, a pesar de que la mayoría de los autores piensen lo contrario...

    Un beso, Beleth ♥

    ResponderEliminar
  7. Hola :) Este libro me llama la atención desde la primera vez que lo ví. Espero poder darle una oportunidad.
    ¡Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  8. Esperemos que llegue pronto a España.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Me gusta mucho la escritora. He leído varios de sus libros y siempre los disfruto. De éste no había escuchado, pero sin duda me lo apunto especialmente por el road trip. Ese es uno de mis puntos débiles.
    Saludos y linda reseña! :D

    ResponderEliminar
  10. Es cierto al 100%; yo detesto el hecho de que el dichoso tema del amor tenga que aparecer en toooodas las novelas juveniles... es un latazo. Solo por eso me lo leeré, ¡y eso que no tiene la nota mxima! Un beso :D

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
ir arriba