Reseña: La casa de las miniaturas de Jessie Burton

miércoles, 3 de junio de 2015

La casa de las miniaturas de Jessie Burton

Un día de otoño de 1686, Nella Oortman, una jovende dieciocho años, llama a la puerta de una casa señorial del barrio más acomodado de Ámsterdam. Ha llegado del campo para empezar una nueva vida junto a su marido, el distinguido comerciante Johannes Brandt. Pero quien la recibe no es él, sino su arisca hermana, Marin, y Nella pasa unas horas marcadas por la inquietud. Cuando por fin aparece, Johannes le hace un regalo de boda extraordinario: una réplica exquisita de su propia casa del tamaño de un armario. Se encargará de amueblarla una enigmática miniaturista, cuyas espléndidas figuritas parecerán anticiparse al comportamiento de las personas reales a las que representan...
Al principio, Nella se siente desconcertada ante el mundo inaccesible de los Brandt, pero a medida que descubre sus secretos comprende los peligros cada vez mayores que los acechan. En un entorno social plagado por las contradicciones, en el que se venera tanto a Dios y la abstinencia como al todopoderoso oro, ser diferente es una amenaza intolerable, y ni siquiera un hombre tan rico como Johannes está a salvo. Sólo la misteriosa miniaturista parece prever el destino que aguarda a los inquilinos de la casa. ¿Es ella la única persona capaz de salvarlos? ¿O la culpable de su perdición?

Libro único Datos adicionales:
Ya a la venta
Editorial Salamandra
ISBN: 9788498386745
448 págs
19€ 
En inglés: 9€ (Bookdepository || Amazon)


Descubrí este libro hace escasos meses aunque se publicó en verano del año pasado y no ha sido hasta ahora cuando he podido sacar un hueco para leerlo. La casa de las miniaturas es un libro de lo más peculiar, con una historia compuesta por varias capas extrañas y misteriosas que encierran otras muchas llenas de dudas, secretos y actos espantosos, es como una cebolla esperando a ser partida por la mitad, quieres hacerlo pero sabes cuál va a ser el resultado.

Una de las cosas más llamativas es que la novela tiene lugar en Amsterdam, en pleno siglo XVII, y es un lugar y una época sobre la que nunca había leído nada. Resulta curioso cuando te paras a pensar y ves que la gran mayoría de las novelas que has leído tienen lugar en Estados Unidos, o en lugares directamente inventados, a veces es necesario darse un respiro y darle una oportunidad a otros lugares, es lo bonito de la lectura, que te puede llevar a cualquier sition sin que te tengas que mover del sofá. Además da la casualidad que tampoco he estado en Amsterdam, aunque sí me gustaría ir, y después de leer este libro mis ganas por visitar la ciudad han aumentado considerablemente.

Volviendo a la novela, nos encontramos con una joven llamada Nella a la que acaban de vender malamente casar con un rico comerciante al que apenas conoce, todo por motivos de herencias, títulos y dineros, como solía pasar en la época. Como él es de familia bien, ella va a vivir a su casa y al llegar lo único que se encuentra es un frío y brusco recibimiento por parte de la hermana de su marido, Marin, un personaje que dará mucho juego en esta novela y que odiaréis y amaréis a partes iguales. El primer encuentro de la pareja aún tardará un tiempo en tener lugar y pronto Nella se dará cuenta de que su matrimonio no va a ser todo lo idílico y maravilloso que había pensado. Johannes intenta estar a la altura y complacer todos sus caprichos y necesidades, y en un arranque de generosidad le regala una réplica en miniatura de la casa en la que viven, para que así pueda entretenerse y decorarla. Hasta aquí todo parece ir sobre ruedas hasta que descubre que las miniaturas están empezando a reflejar una realidad que va empeorando por momentos. ¿O serán las miniaturas un aviso de lo que está por venir? ¿Que fue antes, el huevo o la gallina?

Con esta complicada trama entre las manos nos encontramos a la pobre Nella, cuyo empeño por descubrir lo que está sucediendo en su vida nos guiará a lo largo de las páginas de esta novela. Me ha gustado mucho como la autora parte de un personaje bastante sencillo y plano, una joven inocente que no sabe nada de la vida, hasta llegar a la Nella del final, una mujer hecha y derecha. Es un cambio que se va fraguando lentamente, los acontecimientos que se suceden van abriéndole los ojos hasta darle una profunidad y una  personalidad de la que carecía. Es claramente el personaje protagonista, aunque es imposible dejar de lado a Marin, al propio Johannes o a otros muchos amigos que van apareciendo por el camino.

De los muchos temas que aparecen en la novela, me quiero quedar con las miniaturas. Siempre me han llamado la atención las personas que pasan horas y horas llenando sus casas de muñecas de muebles y objetos microscópicos. He visto muchos a la venta y algunos son carísimos, los detalles son increíbles, y ver como la autora juega con la realidad de Nella y las miniaturas me parece todo un acierto para una novela de estas características. Es inquietante ver como Nella va recibiendo, sin pedirlo, copias exactas de muebles y personas que rodean su vida. No sabemos quién las hace, no sabemos de dónde salen y lo más importante, no sabemos por qué cambian y se adaptan a lo que va sucediendo. Es tremendamente escalofriante.

Otro de los aspectos que más me han gustado ya lo he comentado al principio por encima, y es la ambientación, con toques bastante oscuros y tenebrosos. Si a una historia de misterio e intriga le añades un marco de estas características, todo resulta mucho más abrumador y llamativo. Leí la novela prácticamente del tirón porque lo único que deseaba era saber qué estaba pasando, no podía quedarme con la duda.

Reconozco que el final no termina de estar a la altura de la expectación creada, aunque sí me ha gustado mucho y me resultó impactante. Hay escenas muy duras, la propia crueldad del ser humano  ante lo diferente hace acto de presencia, y a pesar de haberlo pasado bastante mal me dejó un muy buen sabor de boca.

La casa de las miniaturas es una novela retorcida, compleja y muy original. Está llena de sorpresas y de pequeños detalles que solo se pueden apreciar si uno se para a mirar fijamente, es un poco como una casa de muñecas, hay que tomarse tiempo para poder ver las habitaciones y los muebles uno por uno. Y desde luego os digo que merece la pena el esfuerzo.


11 comentarios:

  1. ¡Hola!
    No tenía ni idea de que Salamandra había traducido este libro, aunque creo que lo compraré en inglés porque lo he encontrado en tapa dura tirado de precio, aunque me preocupa que tenga un nivel de inglés bastante complicado.
    A mí también me llama la atención el tema de las casitas de muñecas en miniatura. Vi una tienda en Barcelona que era únicamente dedicada a eso y tiene un encanto especial, aunque como tú dices cualquier tontería vale una pasta xD
    En fin, que aunque parezca algo lenta y con muchos detalles creo que le daré una oportunidad porque me llama mucho la atención.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Gracias por descubrirme este libro, no lo conocía y tiene una pinta increíble.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Pues me has convencido, incluso si dices que el final no está a la altura, la ambientación, la relación con la casa de muñecas y los personajes me han llamado la atención, así que le daré una oportunidad.
    Y no recuerdo dónde pero la portada ya la había visto aunque no sabía el título del libro xD

    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  4. Es que el ombligo del mundo es el ombligo del mundo. No está mal cambiar de vez en cuando de ubicación, pero casi siempre nos tiramos hacia los mismos libros >.<
    Me alegra que Salamandra se haya animado a traerlo por estos lares *-* A ver si me animo a rasparme un poco el bolsillo y me hago con él, porque la trama de la casa de muñecas me atrae cantidad *-*

    ResponderEliminar
  5. Lo tengo pendiente desde que lo vi en inglés y lo he estado buscando a ver (una que quiere animarse a leer en inglés) y ahora que veo que lo han traducido... puede que me agencie este ejemplar, aunque la edición original es mucho más vistosa.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Me he llamado la atención una barbaridad este libro, y además veo que por lo que cuentas merece la pena que lo leamos. En inglés está super barato (España es carísimo en cuanto a libros) pero aún no me he atrevido a leer en inglés!

    Un abrazo,
    Eva.

    ResponderEliminar
  7. Como siempre, la reseña IMPECABLE. Y con ganas de leer el libro. A ver si lo consigo en mi país.
    Saluti!!

    ResponderEliminar
  8. ¡Buenas!
    Me has convencido, me la apunto. Además, yo tampoco he leído nada ambientado en Ámsterdam durante ese siglo y con ese estilo tan oscuro, tengo curiosidad; por no hablar de la casa en miniatura en sí, ¿quién hace los personajes y los muebles? ¿por qué se anticipan a la realidad? Aiss! cuánta intriga.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. OISH. Pues yo fui de loca y me lo compré por 4 euros porque Mel me convenció xD, así, sin saber de qué iba. Ahora que he leído tu reseña no me arrepiento para nada, lo que espero que el nivel no sea muy chungo, aunque llevo tiempo queriendo leer un thriller. ¡Un besote y gracias por la reseña! <3

    ResponderEliminar
  10. Lo leí y aún no puedo decir si me ha gustado o no. Lo terminé hace un mes más o menos y debo reconocer que la lectura me dejó pensando muchas cosas. Ciertamente es un libro que no deje indiferente al lector y eso es algo que valoro mucho cuando leo un libro.
    Lo que más me gustó fue la transformación de al protagonista y las relaciones intrincadas de la familia.
    El final era el que se merecía la historia pero no por eso me dejó con un sabor dulce en los labios. Como la romántica que soy me hubiera gustado otro final, pero, como dije, era el final que se merecía la historia y debo aceptarlo.
    saludos

    ResponderEliminar
  11. Coincido el final no está a la altura del desarrollo del libro.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
ir arriba