NaNoWriMo 2015 - mi experiencia

sábado, 21 de noviembre de 2015

¡Hola a todos!

Como habréis visto si me seguís en alguna de mis redes sociales (twitter o Instagram) habréis visto que este mes estoy participando en el NaNoWriMo. Lógicamente no espero que todos sepáis exactamente qué se oculta detrás de esta extraña palabra, así que voy a empezar por explicar un poco en qué consiste esta peculiar iniciativa.


El NaNoWriMo (acrónimo de National Novel Writing Month o el Mes Nacional de Escribir Novelas si lo pasamos al castellano) es una iniciativa que empezó ern 1999 en Estados Unidos. El objetivo principal de este reto consiste en escribir una novela, o 50.000 palabras, a lo largo del mes de noviembre. Dicho así parece mucho pero si repartimos todas esas palabras a lo largo de los 30 días que tiene el mes, sale una media de 1667 palabras al día, que son a ojo unas tres páginas de word en Times New Roman a tamaño 12 (y, por ejemplo, esta entrada tiene unas 1300 palabras, así como quien no quiere la cosa).

Aunque estoy bastante agobiada de trabajo, este año decidí apuntarme a esta curiosa iniciativa y la entrada de hoy es para contaros un poco mi experiencia y para que sepáis las cosas que he sacado en claro de este reto. Me inscribí al reto un poco a lo loco, sabiendo que iba a ser un desafío escribir todos los días (cosa que no estoy haciendo) y que podía ser una buena oportunidad para dejar volar un poco mi imaginación.

Para empezar, me apunté sin tener ni idea de lo que iba a escribir. Hay personas que se lo preparan durante meses, apuntando minuciosamente en un cuaderno los acontecimientos que quieren relatar, qué personas van a aparecer....pero mi mente era un lienzo en blanco, y en realidad esto no supuso ningún tipo de problema porque una vez empiezas a escribir, hay palabras que salen solas.

Unos días antes de empezar el reto, a finales de octubre, tuve una idea loca que podía valer para el reto (una historia de amazonas que viven aisladas en una isla y un pobre incauto termina allí....) que al final no he utilizado y que dudo mucho que vuelva a retomar. Pensar un par de horas en ese argumento y en los posibles caminos que podía tomar esa historia, me llevó a tres ideas claras que sí he mantenido: yo quería un personaje principal femenino, iba a ser una novela de fantasía y que la historia iba a estar contada en tercera persona. Por alguna parte hay que empezar.



El primer día del NaNoWriMo (domingo 1) me fui con mi ordenador portátil a un bar donde se organizan quedadas para escribir todos los domingos de este mes, y allí empecé a escribir. Así nació la protagonista de mi novela, y todo el mundo que la rodea. Me decidi por la fantasía porque es un género que lo acepta prácticamente todo si se saben encajar bien las distintas piezas, y por ese camino sigo. 
 
A día de hoy el número de palabras que he escrito no importa mucho (llevo algo más de 24.000 escritas), y aunque lo importante es alcanzar las 50.000 palabras si se quiere completar el reto, yo he concluido que en realidad este reto a mí personalmente me ha servido para otras cosas. He descubierto que me lo paso bien escribiendo, inventando historias, diálogos y escenas donde los personajes se meten en problemas. Estoy convencida de que lo he escrito es una historia malísima, llena de tópicos, con incoherencias aquí y allá, pero lo importante al final no es eso, lo importante es que yo misma he visto que puedo escribir, perder ese miedo al folio en blanco. También sube un poco el autoestima ver que llevas escritas las palabras necesarias, o que incluso vas por encima de lo que deberías, que la historia cada vez es más larga y compleja, que todo tiene más sentido. Y por otro lado está el contacto con personas que también están participando en esta aventura, que piden ayuda (o la pides tú), que comparten sus ideas, sus trucos, sus lágrimas, contigo.


Para enfrentarse al NaNoWriMo hay muchos trucos, y uno de ellos es escribir como si te fuera la vida en ello. No importa que las palabras no tengan mucho sentido, no importa que estés contradiciendo algo que has puesto antes, no importa que haya repeticiones, frases tontas de relleno, diálogos más sosos que un pan sin sal... lo importante es llegar al límite establecido antes de que termine el mes. Para ello las revisiones están casi prohibidas, no puedes "perder" el tiempo releyendo lo que ya has escrito, es mejor seguir ciegamente adelante con lo que hay. Yo reconozco que he releído algunos fragmentos, y añadido en ellos un puñado más de palabras, pero sé que no es una buena idea. Otra cosa en la que caí es que no hace falta necesariamente que tengas claros los nombres de los sitios, objetos o lugares de tu novela. Yo me las he apañado poniendo NOMBREPUEBLO1, 2, 3... cuando hacía falta, ya pensaré más adelante algo coherente. No hay que pararse a pensar, hay que escribir y escribir. También podéis encontrar generadores de nombres en internet a puñados, tanto para nombres de lugares, de personajes y objetos adaptados a novelas de fantasía, ciencia ficción, realistas, históricas, etc. Internet es una fuente inagotable de recursos. 

Otro consejo bastante habitual es escribir todos los días,  y como ya he comentado esto es algo que yo no he podido hacer. Hay días que llegaba a casa y lo último que me apetecía era escribir, o leer, o ver series, solo quería echarme a dormir hasta el día siguiente. Después hay algunos días que me he puesto a escribir y me han salido chorromil palabras de golpe. Estoy siguiendo un ritmo un tanto caótico y sé que voy "tarde", pero no pierdo la esperanza porque, quien sabe, igual el día 30 de noviembre termino de escribir todo lo que me falte para llegar a las 50.000 palabras.

Como he dicho, yo empecé sin una idea muy clara y así sigo. Voy escribiendo sobre la marcha, y en ciertos momentos pienso "ah, pues ahora vendría bien poner una escena así o asá" y al final todo termina encajando más o menos, sorprendentemente. Es curioso ver como algo que páginas atrás has puesto así a lo loco (en mi caso un triste cubo de madera hueco), te puede servir para explicar algo que está pasándole a tu personaje en otro momento, y yo al menos me lo estoy pasando genial con todo esto y es genial matar personajes, seamos sinceros, ahora entiendo al George R. R. Martin


Por otro lado... ¿Calidad de mi novela? Escasa tirando a nula, y es algo que hay que tener también muy claro. Pocas personas son capaces de escribir una novela en tan poco tiempo y que realmente sea buena y más aún si no tienes "permitido" releer y cambiar cosas, pero vamos, que también han salido libros buenos de este reto, nunca se sabe, igual así podéis descubrir el genio que hay en vuestro interior. Pensemos que hay muchos meses después para revisar o simplemente para meter esa novela en un cajón y no volver a releerla jamás. Yo no busco publicar nada ni que nadie lea mi historia después, lo cual libera bastante a la hora de escribir "porquerías", es más divertido y no sientes presión alguna. ¿Que no tiene ni pies ni cabeza? Mejor, lo importante es que a ti te guste y que te lo pases bien durante el mes de noviembre. Y lo dicho, siempre está la opción de meter en un cajón (o carpeta) la novela el día 1 de diciembre y ale, a otra cosa mariposa, que es lo que yo terminaré haciendo.

Aunque creo que finalmente esta entrada ha terminado siendo un montón de tonterías juntas (¡Mira, como mi novela!) espero que al menos os haya resultado interesante. Ya me contaréis si alguno estáis apuntados al reto, cómo os va, o si os apuntaréis el año que viene. 

¡Nos vemos!


11 comentarios:

  1. Este año yo tambien he hecho el nanowrimo y para mi esta siendo una experiencia muy positiva. Ya habia escrito anteriormente una historias, unas 70000 palabras y me costo mas de medio año hacer el primer borrador por eso creia que las 50000 palabras del nanowrimo en un mes me resultarian imposible, pero quiso el destino que en Noviembre no tuvieran nada que hacer asi que me anime y casi he llegado a la meta (a no ser que pase algun apocalipsis zombie llegare esta semana que viene sin problemas). La historia que escribo me encanta y aunque tendre que seguir trabajando en ella, porque sera mas larga que el nanowrimo, me ha ayudado a darle un buen empujon y es muy divertido poder hablar con otras personas sobre dudas que van surgiendo. Escribir es genial y es un vicio.
    El nanowrimo me ha encantado y por poco que pueda el año que viene quiero volver a hacer el reto :D Es la excusa perfecta para obligarte a escribir y aunque yo espero mantener el habito y poco poco llegar a un texto decente hay que reconocer que el nanowrimo te da un buen empujon!
    Animo guapa!!seguro que lo superamos :D

    ResponderEliminar
  2. Hay muchos estudios que afirman la importancia de la escritura como recurso terapeútico (escritura creativa). No sé si algún día me apuntaría a una inciativa así, pero si lo hiciera coincido contigo en que no tendría como objetivo el reconocimiento o publicación de la misma... más bien sería un proyecto personal, como terapia. ;)

    ResponderEliminar
  3. Yo no conocía el reto y aún así tampoco hubiera podido apuntarme pero me ha divertido mucho leer tu entrada. Además parece algo bastante interesante.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, yo he ido siguiendo tu avance en Twitter y me ha gustado tu entrada, tienes toda la razón, lo importante es disfrutar. Espero que lo logres a tiempo (y si no, no pasa nada) ;)

    ResponderEliminar
  5. Me alegro de que lo disfrutes porque es muy importante ;)

    ResponderEliminar
  6. Yo también estoy apuntada y es difícil conciliarlo con otras cosas de la vida diaria. Ha habido dos días que no he podido escribir, haciendo el resto de días un esfuerzo titánico para sacar tiempo. En cuanto a la calidad, me pasa como a ti. Creo que es mala porque no puedo revisarla. Yo, que soy de revisar todo 20 veces, escribo escribo y escribo. Tal vez sea complejo de escritor y luego sea "bueno". Lo empecé a hacer como un reto y la verdad que trato de no agobiarme y disfrutar. Y lo estoy consiguiendo.
    En cuanto a que acabe en 50.000 palabras lo veo difícil porque mis otras novelas han sobrepasado las 90.000 y 100.000 palabras. Muchas veces, no eres tú la que le dice al personaje sino él quien pone orden en la historia y solo escribo lo que me susurra al oído.
    El año que viene, Dios dirá.

    ResponderEliminar
  7. Me alegro mucho que te lo estes pasando tan bien. Y tengo serias dudas de que la calidad de tu novela sea mala, sobre todo leyendo tus entradas en el blog. Ya, ya se que es distinto escribir una entrada o una reseña que una novela pero algo hay por ahi en comun. Espero que lo superes. Ya nos contaras. Y siempre te queda otra opcion: delete xD

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Me llama mucho la atención esta iniciativa. Al año que viene me lo pensaré...

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! Puf es una iniciativa super interesante, ojala yo tuviera el tiempo necesario para poder llevarla a cabo. Si a penas tengo tiempo para actualizar mi blog que lleva de capa caida meses no me imagino apuntandome a algo así jaja. Me alegro que te haya servido para experimentar y superarte a ti misma y pasartelo bien. Muchisima suerte, seguro que lo acabas!

    ResponderEliminar
  10. Llevo años escuchando sobre el proyecto, pero noviembre siempre suele ser un mes movido (¡sobre todo este!). Además estoy acostumbrada a escribir novelas cortas, tengo que deshacerme de ese hábito. ¡Algún día me haré con el reto!

    ResponderEliminar
  11. El NaNoWriMo es un reto que a mi no me llama nada, aunque en el pasado escribía lo hacía más por diversión que por completar cierto número de palabras así que si llegara a inscribirme a este tipo de retos creo que sólo saldría estresada y odiando escribir u__u

    Pero sé que algunos que se inscribieron en el reto han seguido las novelas después, aunque no sé si las han publicado oficialmente :P

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
ir arriba