Reseña: El profesor de Charlotte Brontë

lunes, 6 de junio de 2016

El profesor de Charlotte Brontë



          »  Libro autoconclusivo
          »  Publicación: 5 de marzo 2014
          »  Editorial Alba minus
          »  Traducción de Gema Moral Bartolomé
          »  Géneros: novela, romántica
          »  ISBN:  9788484289739
          »  390 págs
          »  Comprar: 12,00 € Comprar en Amazon










He querido empezar este mes temático de las hermanas Brontë con la primera novela que escribió Charlotte, entre los años 1845 y 1846, aunque no fue hasta casi diez años después, 1857 cuando se publicó debido a que chocaba demasiado con la forma de pensar de entonces y especialmente de sus editores, y para entonces la pobre ya había fallecido. 

El profesor nos cuenta las vivencias de William Crimsworth, un joven que quiere dedicarse al mundo de la industria en un principio pero que, por cosas de la vida, termina siendo profesor en un internado de Bruselas, alejado de su familia y de todos sus conocidos. Una de las características principales es que el protagonista es un hombre, y está narrado todo desde su punto de vista, y he leído en más de una ocasión que uno de los fallos es precisamente ese, que fue un intento fallido de escribir desde el punto de vista de un hombre, y aunque hay momentos que el protagonista sí parece tener una visión algo más femenina del mundo, tampoco es que sea tan exagerado. 

En la novela nos vamos a encontrar aproximadamente tres partes, una primera en la que William intenta trabajar para su hermano, un hombre bastante cruel y egoísta que trata muy mal a sus trabajadores, una segunda donde William ya se muda a Bruselas y empieza a trabajar en un internado y una tercera en la que ya se cierra toda la trama de la novela y donde William encuentra por fin su lugar en el mundo. 

A  ningún hombre le gusta reconocer que ha cometido un error al escoger su profesión, y todo hombre que se precie luchará contra viento y marea antes que gritar: ¡Me doy por vencido! y dejarse arrastrar de vuelta a tierra. 

De las tres, la primera le sirve para abrir los ojos, aunque es más bien gracias a otro personaje secundario que lo consigue, para ver que debe escapar como pueda de la terrible y monótona situación en la que está metido. A través de una serie de contactos termina en Bruselas y allí encuentra trabajo, un trabajo inesperado pero al que muy pronto le coge el gusto.

Bruselas me pareció un lugar muy agradable cuando salí de nuevo a la calle, y parecía como si una carrera alegre, rica en experiencia, ascendente, se abriera ante mí en aquella noche suave y serena de abril. Así de impresionable es el hombre, o al menos el hombre que yo era... en aquellos días. 

Una vez instalado allí, va familiarizándose con la enseñanza y consigue "ascender", pudiendo dar así clases también en un internado femenino cercano. Allí es donde ya su cabeza empieza a darle vueltas al carácter de las mujeres, a su forma de ser, y donde descubre que no siempre detrás de una bonita cara hay una bonita persona. Si bien es cierto que esta novela cuenta con un buen puñado de divagaciones del protagonista sobre temas muy diversos que aparecen un poco de la nada, en función de cosas que le vienen a la cabeza o de comportamientos que le recuerdan ciertas cosas, rara vez llegan a resultar molestas o incómodas. El profesor es una novela bastante cruda y realista para la época, muy directa, y es comprensible que en aquella época no sentara muy bien, ya que es el propio William quien nos va mostrando los múltiples defectos que tenían tanto las personas como la sociedad. A veces la toma un poco con los extranjeros al llevar a cabo comparaciones entre franceses, belgas y británicos, y tampoco se queda corto en cuanto toca temas religiosos, pero es comprensible. 

Aunque no pueda parecerlo a primera vista, El profesor también esconde una historia de amor muy bonita de la que realmente no quiero desvelar gran cosa, puesto que es mucho más interesante y emocionante irla descubriendo poco a poco. En este romance precisamente también aparecen críticas a la época sobre el matrimonio, la belleza y también a los distintos niveles sociales, pero ya os digo que lo mejor es que lo podáis descubrir por vuestra propia cuenta. 

En El profesor, una novela bastante corta si se compara con obras de la talla de Jane Eyre o Villette, que cuentan casi con el doble de páginas, nos encontramos una fuerte crítica social de la boca de un hombre cuya vida está basada, en parte, en las propias experiencias de la autora cuando ella misma estuvo trabajando en Bruselas. Tal vez no sea esté reconocida como su mejor novela ni sea la más potente, pero sí es extremadamente brillante y por ello merece una oportunidad, así que os animo a haceros con ella aprovechando además la preciosa edición en Alba minus que está disponible ahora mismo en el mercado. 




33 comentarios:

  1. Yo la lei en esa edición hace como 2 años y si, el chico no se cortaba con comparar los belgas con los franceses (segun mi profesora de francés si que tienen una complejo contra los belgas) entonces pues es una novela buena, pero como tu tambien dices no me impresiono tanto tampoco.

    Las partes en francés las entendia poco porque yo para la epoca apenas estaba empezando a estudiarlo :)

    ResponderEliminar
  2. Hola Beleth!
    Una pregunta... entre El profesor y Villete... ¿Cuál prefieres? A ver, he leído que ninguna tiene esa intensidad que sí provoca Jane Eyre... pero no sé cual leer...

    ResponderEliminar
  3. Ambas historias son parecidas, tratan de profesores e internados, pero cada una desde el punto de vista de personajes muy diferentes. Ambas están muy bien pero por ejemplo Villette al ser más largo, profundiza más en ciertos temas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Beleth! Creo que me tira un poco más Villette, casi seguro me decida por éste... Un saludo! ;)

      Eliminar
  4. no la descarto, leí Jane Eyre y me gusto así que me quede con ganas de leer mas de la autora.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Lo apunto. Me encantan las hermanas Brontë y sus novelas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Hola :) Nunca he leído nada de Charlotte Brontë. Interesante historia, sobre todo por esa parte crítica. Un besin^^

    ResponderEliminar
  7. Recuerdo mucho que lei esta novela pero su versión en francés como practica del curso que hacia con profesores de francés online y la verdad me sirvió mucho y aprendí un montón, pueden visitar la web si están interesados en aprender algún idioma. https://preply.com/es/skype/profesores--francés

    ResponderEliminar
  8. Siempre he querido leer todas las obras de las hermanas Brontë, lo malo que solo he leído Cumbres Borrascosas y Jane Eyre, asi que me tengo que poner las pilas. Tengo a Villete como El profesor en mi wishlist, así como La inquilina de Wildfell Hall. Este último tiene más posibilidades de que este pronto entre mis estantería :)
    BSS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Note olvides de Shirley de Charlotte Bronte, o de Agnes Grey de Anne Bronte, y hay un libro que se llama Emma Brown, que está basada en la obra incompleta que dejó Charlotte Bronte a su muerte, pero no recuerdo ahora mismo el nombre de la autora. Es imprescindible conocer la biografía de las tres autoras, para comprender el valor de sus obras. Para mi son el exponente máximo de la literatura feminista del siglo XIX. Mi ilusión seria viajar a Haworth y visitar la rectoria donde vivieron, actualmente es casa museo, administrado y preservado por THE BRONTE SOCIETY, crearon sus obras en secreto con seudónimos masculinos y donde murieron, no existe ninguna otra familia con mayor talento literario. Adoro sus vidas y obras.

      Eliminar
    2. Note olvides de Shirley de Charlotte Bronte, o de Agnes Grey de Anne Bronte, y hay un libro que se llama Emma Brown, que está basada en la obra incompleta que dejó Charlotte Bronte a su muerte, pero no recuerdo ahora mismo el nombre de la autora. Es imprescindible conocer la biografía de las tres autoras, para comprender el valor de sus obras. Para mi son el exponente máximo de la literatura feminista del siglo XIX. Mi ilusión seria viajar a Haworth y visitar la rectoria donde vivieron, actualmente es casa museo, administrado y preservado por THE BRONTE SOCIETY, crearon sus obras en secreto con seudónimos masculinos y donde murieron, no existe ninguna otra familia con mayor talento literario. Adoro sus vidas y obras.

      Eliminar
  9. Mi wishlist no para de crecer y mis libros por leer tampoco... jaja

    ResponderEliminar
  10. Mi wishlist no para de crecer y mis libros por leer tampoco... jaja

    ResponderEliminar
  11. ¿Me gustaría a mí? xD No sé, ya sabes que estos clásicos me dan un poco de miedo xDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no lo sé xDD contigo y los clásicos es complicado acertar... jajaja al menos este es más corto que Jane :P

      Eliminar
  12. Creo que este ya sería como la segunda o tercera reseña que leo sobre este libro y ahora sin duda me lo anoto para mis futuras lecturas. :) Igualmente es un asunto pendiente en leer las novelas de las hermanas Brontë; especialmente Jane Eyre, que nunca encuentro el momento oportuno para tenerlo en mis manos, y Cumbres Borrascosas, que le debo una relectura pendiente desde hace años. A ver si este año leo por lo menos una novela de ellas.
    ¡Nos vemos!

    ResponderEliminar
  13. Pues vaya, esta no la conocía, puede estar interesante :)

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Hola

    No conocía este libro y me acabo de quedar bastante sorprendida porque llamo mi atención, y eso no suele pasar muy a menudo con libros de este tipo.
    Gracias por la reseña y por darnos a conocer este libro.

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. La leí hace mucho y claro, con la perspectiva de Jane Eyre, pues no me gustó tanto, pero sí es verdad que está bastante bien. Era muy jovencita cuando la leí y es uno de esos clásicos que voy a poder releer sin acordarme mucho de ellos, lo cual es una gozada.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  17. Hola! No conocía este libro de Charlotte pero la verdad es que no tiene mala pinta. Me alegra que te haya gustado. Excelente reseña!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  18. No me acabo de aclarar con el funcionamiento del concurso, pero si comento en cada de estas entradas tengo más posibilidades de ganar, ¿no? Espero que funcione así, jaja.
    Este libro tiene muy buena pinta, pero sinceramente me llama mucho más el de Cumbres Borrascosas.

    ResponderEliminar
  19. No pude evitar comprármelo al ojearlo en la librería, pues leí la introducción y me atrapó. Creo que contrastará bastante con "Jane Eyre" por lo que comentas, así que mejor me espero a que pase un tiempo antes de leerlo... De todos modos creo que me gustará si es tan realista como dices. Saludos!

    ResponderEliminar
  20. La verdad es que este libro es de los que menos me gustan de la autora. No sé, hay algo que nunca me ha llamado la atención.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  21. Me llama la atención pero la verdad que quizá de todos los que se sortean es el que menos me interesa :P. ¡Un besote, gracias por la reseña y el sorteo!

    ResponderEliminar
  22. No me había llamado la atención pero con esta reseña me empieza a llamar más la curiosidad ahora que estoy por leer más clásicos

    ResponderEliminar
  23. Me encanta la portada, pero creo que este libro no será el primero que lea de la autora aunque sea finita, ya que creo que su trama no me va a enganchar tanto como otras novelas suyas. Muchas gracias por la reseña

    ResponderEliminar
  24. Buenaas! no conocía este libro suyo, pero ahora me ha dado curiosidad <3

    ResponderEliminar
  25. Yo leí este libro hace tiempo y me gustó, pero también es verdad que todos los que he leído de Charlotte me han gustado.

    ResponderEliminar
  26. Me has animado a leer este libro lo añadiré en mi lista de lecturas pendientes,

    ResponderEliminar
  27. Vaya, no conocía la existencia de este libro, pero la verdad es que tiene muy buena pinta así que me lo apunto!

    ResponderEliminar
  28. Me gustaría saber si las críticas de que el punto de vista intente ser masculino y falle son de la época o contemporáneas. Si son de la época, serían simplemente los prejuicios de entonces, de que una mujer no es capaz de ponerse en los zapatos de un hombre. Si son más actuales... ya no sé qué decir, porque puede ser eso mismo o que incluso tengan (algo de) razón.

    Tengo muchísimas ganas de leer esto libro, by the way... Y esta edición es preciosísima.

    ¡Besines!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails
ir arriba